La unidad de reparto a domicilio de Uber se ha asociado con el minorista de cannabis Tokyo Smoke para permitir pedidos de cannabis en línea a través de Uber Eats.

Uber se unió con Tokyo Smoke para permitir pedidos de cannabis en línea a través de Uber Eats en Ontario, Canadá.

La compañía ya realizaba entregas de bebidas alcohólicas a través de su unidad Eats y hace tiempo tenía la vista puesta en el mercado del cannabis.

La asociación ayudará a los adultos canadienses a comprar cannabis seguro y legal, ayudando a combatir el mercado ilegal clandestino que todavía representa más del 40% de todas las ventas de cannabis no medicinal a nivel nacional.

Después de más de tres años de la legalización del consumo recreativo de cannabis en Canadá, el país está tratando de corregir su debilitado mercado de la marihuana, en el que los productores ilegales siguen controlando una gran parte del total de las ventas anuales.

Su presidente ejecutivo, Dara Khosrowshahi, dijo a los medios en abril que la empresa estudiaría la posibilidad de distribuir cannabis cuando la legislación de Estados Unidos sea clara.

Seguiremos observando de cerca las regulaciones y oportunidades mercado por mercado. Y a medida que las leyes locales y federales evolucionen, exploraremos oportunidades con los comerciantes que operan en otras regiones.

Los escaparates de Tokyo Smoke ya están disponibles en Uber Eats Canadá y los clientes pueden hacer sus pedidos cannabis desde la aplicación y recogerlo en la tienda Tokyo Smoke más cercana.

Las ventas de cannabis en Canadá ascenderán a US$ 4.000 millones en 2021 y se prevé que crezcan hasta US$ 6.700 millones en 2026, según datos de la empresa de investigación del sector BDS Analytics.

DESTACADO:  Tilray y Aphria crean imperio del cannabis valorado en 3.000 millones de euros

Legalización a nivel mundial

Hoy en día, cada vez más países están aplicando leyes menos restrictivas en cuanto al consumo del cannabis.

Un ejemplo, en Estados Unidos, el cannabis medicinal está permitido por algunas leyes estatales y en lugares concretos, pero el uso médico y recreativo esta prohibido por la ley federal.

También otros países como Canadá, Países Bajos, Australia, Camboya o Chile tienen una leyes laxas en cuanto al consumo de la sustancia.

El año pasado, debido a los confinamientos provocados por la pandemia, aumentó la demanda de productos relacionados con el cannabis por parte de clientes que estaban encerrados en casa con limitadas opciones de entretenimiento.

Escribe un Comentario