En un decisivo movimiento legislativo, el Senado de Colombia archivó por segunda vez en este año el proyecto de acto legislativo que pretendía regularizar el comercio de cannabis de uso adulto en el país.

La iniciativa, propuesta por el representante liberal Juan Carlos Losada, fue rechazada este 11 de diciembre con 46 votos a favor y 40 en contra, impulsada por la senadora Karina Espinosa del mismo partido. Esto obliga a que el proyecto inicie su trámite desde cero.

Inicialmente programada para ser el primer punto de la agenda del día, la discusión sobre la propuesta no comenzó hasta las 5:30 de la tarde, tras una serie de maniobras políticas lideradas por Iván Name, presidente de la corporación.

La senadora María José Pizarro, coordinadora ponente del proyecto, esperaba contar con los votos necesarios para la aprobación de la reforma, pero finalmente no se logró el respaldo parlamentario suficiente.

La senadora Pizarro y el representante Losada argumentaron que era esencial corregir los vacíos legales existentes, pues aunque el consumo de cannabis es legal en Colombia, la compra y venta de la misma sigue siendo ilegal.

DESTACADO:  Clubes cannabicos de Barcelona preparan millonaria demanda contra el ayuntamiento

Pizarro explicó que este proyecto buscaba que los ingresos, que actualmente van a manos de las mafias narcotraficantes, ingresaran al Estado a través de impuestos.

Por otro lado, Losada criticó a los senadores de su partido que votaron por el archivo del proyecto, señalando la contradicción con los principios de libertad individual y derechos defendidos históricamente por el Partido Liberal.

Además, mencionó la reciente derogación de un decreto por parte del presidente Gustavo Petro, que eliminó la facultad de la Policía para decomisar drogas en espacios públicos, como un factor que pudo influir negativamente en la discusión.

Tras el anuncio del archivo, Pizarro confrontó a los senadores que apoyaron la moción, advirtiendo sobre las consecuencias de dejar los parques y espacios públicos en manos de narcotraficantes y exponiendo a los jóvenes a la ilegalidad.

DESTACADO:  Las "monjas" de la marihuana que buscan poner en jaque el narcotráfico

Esta decisión marca un momento crucial en la política de drogas de Colombia y representa un desafío significativo para las reformas sociales propuestas por el gobierno de Petro.

El rechazo de la legalización del cannabis recreativo refleja la complejidad y las divisiones políticas en el país respecto a la gestión del consumo de drogas y la lucha contra el narcotráfico.

Uno de los primeros en reaccionar al archivo del proyecto de regulación del uso adulto y comercialización del cannabis fue el expresidente Álvaro Uribe, que desde el 9 de diciembre ha estado activo en redes sociales, luego de que el Gobierno nacional derogara el Decreto 1844 de 2018 que imponía multas y permitía la incautación a los usuarios de la dosis personal en Colombia, establecida en la Ley 30 de 1986.

Recomendamos

Escribe un Comentario