La mantequilla infusionada de marihuana o mantequilla cannabica es una de las formas más simples y comunes de preparar comestibles a partir de cannabis.

Sin embargo, para activar su potencial psicoactivo, las flores debe calentarse previamente a baja temperatura en un proceso llamado descarboxilación.

¿Cómo hacer mantequilla de marihuana?

La mantequilla es un portador delicioso y versátil de THC, CBD y otros cannabinoides presentes en la marihuana.

Aunque la mantequilla no es la única, también se puede utilizar aceite de coco, aceite de oliva o cualquier otro aceite graso para preparar infusiones de cannabis.

Descarboxilación

Antes de preparar tu mantequilla cannábica o de marihuana, necesitas descarboxilar las flores de cannabis con las que estás trabajando.

Artículos Recomendados:

Omitir este paso dará como resultado un producto terminado débil o inactivo, ya sea para THC o CBD.

La razón es que los cogollos de cannabis producen un cannabinoide ácido no intoxicante llamado THCA, que cuando fumamos o vaporizamos es convertido en THC por acción del calor, la molécula que produce efectos psicoactivos. Lo mismo para el CBD.

El artículo continúa enseguida…

Información Nutricional

Categoría: Infusiones
Cocina: Mundial
Calorías: 250
Preparación: 20 minutos
Cocción: 70 minutos
Raciones: 6 personas

Receta de mantequilla de marihuana

Ingredientes

  • 225 g de mantequilla sin sal
  • 225 ml de agua
  • 10 g de cannabis molido descarboxilado

Preparación

1. Descarboxilación

  1. Pre calentar el horno a 120°C (245ºF) por al menos 10 minutos.
  2. Sobre una bandeja antiadherente o papel de cocina distribuir uniformemente los cogollos y cubrir todo con papel pergamino.
  3. Llevar la bandeja al horno por unos 30 a 40 minutos dependiendo del curado del cannabis, si se trata de cogollos más viejos y secos puede requerir menos tiempo.
  4. Mezclar suavemente cada 10 minutos para asegurar una exposición al calor uniforme.

2. Mantequilla de marihuana

  1. Triturar el cannabis descarboxilado con un molinillo manual y reservar.
  2. En una olla pequeña añadir el agua y la mantequilla a temperatura ambiente, calentar a fuego medio y revolver suavemente hasta que se derrita.
  3. Añadir la marihuana molida y mantener a fuego medio-bajo sólo hasta alcanzar el hervor, bajar el fuego al mínimo y mantener por unos 30 minutos revolviendo ocasionalmente y evitando que la mezcla llegue a burbujear. Apagar y enfriar a temperatura ambiente.
  4. Una vez tibia filtrar la mantequilla a un recipiente a través de una gasa, sin presionar la mezcla para evitar traspasar materiales o sabores vegetales. Almacenar en el refrigerador hasta solidificar.
  5. Si la mezcla forma un exceso de agua en el fondo, separar cuidadosamente la mantequilla solida y escurrir el agua sobrante. Cubrir con papel film y almacenar en el refrigerador hasta el momento de consumo.

Mantequilla de marihuana vegana

La mantequilla de marihuana vegana responde a la necesidad de cocinar con ingredientes 100% vegetales que descartan el uso de mantequilla que provenga de la leche de vaca.

Artículos Recomendados:

Esta preparación también responde a las necesidades de las personas intolerantes a la lactosa, las cuales no pueden comer preparaciones elaboradas con mantequilla de origen animal.

Para su elaboración simplemente sustituye la mantequilla de leche por aceite de coco y repite el mismo procedimiento de elaboración explicado anteriormente.

Consejos para utilizar mantequilla cannabica

La potencia de la mantequilla dependerá de muchos factores, desde a cuánto tiempo y calor estuvieron expuestas las flores y el tipo de cannabis utilizado.

Para probar la potencia del producto terminado, intenta untar ¼ o ½ cucharadita en un refrigerio, cómelo y ve cómo te afecta la dosis después de una hora.

Luego disminuye o aumenta la dosis según lo desees y utiliza esta medida “estándar” personalizada como base para sus recetas.

5/5 (1 Review)
 

Comentar el Artículo