Aunque los alimentos más comunes que la gente tiende a asociar con las infusiones de cannabis son los productos horneados o las gomitas, casi cualquier cosa puede infundirse con marihuana.

Los productos horneados a menudo utilizan mantequilla o aceites de cocina infusionados, mientras que las gomitas generalmente implican la adición de tinturas de cannabis, pero un batido helado o una cobertura de pastel necesitan opciones diferentes, como esta receta de leche infusionada con cannabis.

¿Cómo hacer leche infusionada de cannabis?

Debido a que los cannabinoides requieren unirse a los lípidos de la grasa, la mejor leche o productos sustitutos de la leche animal (leche de nueces, leche de avena, leche de soja, etc.) para usar en infusiones de cannabis serán las de tipo entera o en crema.

Para esta preparación puedes utilizar tus mejores cogollos o igualmente los restos o despuntes de cannabis que han sobrado del secado / manicurado y experimentar con la cantidad a infusionar en la leche, por ejemplo, entre 1 y 5 gramos.

Información Nutricional

Categoría: Infusiones
Cocina: Mundial
Calorías: 300
Preparación: 10 minutos
Cocción: 70 minutos
Raciones: 10 personas

Receta de leche infusionada de cannabis

Ingredientes

  • 1 litro de leche entera
  • 1 a 5 g de cannabis seca y molida

Preparación

  1. Moler finamente el cannabis en un grinder adecuado, mientras más fino mejor. Reservar.
  2. En una olla mediana añadir la leche fría y calentar hasta justo antes de hervir, añadir el cannabis molido y mezclar suavemente, llevar a punto de ebullición nuevamente, bajar el fuego y cocinar tapada por unos 60 minutos sin que llegue a formar espuma, apagar el fuego y enfriar a temperatura ambiente por unos 10 minutos.
  3. Colocar un filtro de malla fina o café sobre un frasco de vidrio limpio y esterilizado y verter la mezcla para colar toda la materia vegetal, presionando suavemente hasta extraer todo el líquido.
  4. Sellar el frasco herméticamente, etiquetar el contenido, la fecha de vencimiento (la misma del recipiente original de la leche) o congelar en bandejas de cubitos de hielo.

Recomendaciones

Nunca olvides etiquetar todos los productos que hayas infusionado de cannabis, incluidos los cubitos de hielo o cualquier otra preparación, manteniéndolos alejados de los niños en todo momento.

Una vez preparada, siempre comienza de menos a más en la cantidad de leche ingerida hasta identificar cual es el volumen que mejor se adapta a tu tolerancia.

¿Cómo usar leche infusionada de marihuana?

Ya sea por sus efecto o por su increíble aroma y sabor, infundir cannabis en la leche es una de las formas más creativas de ingerir cannabinoides y terpenos.

Puedes usarla principalmente para reemplazar la leche o la crema en diversas recetas o simplemente beberla sola o acompañada de unas deliciosas galletas.

No solo son sabrosas, sino que también están llenos de esos gloriosos lípidos que tanto aman a los cannabinoides, quienes no se adhieren a nada más que a las grasas o al alcohol y dado que los productos alcohólicos elaborados con marihuana no son ideales para todos los consumidores, es muy importante disponer otra fuente de infusión líquida.

Recomendamos

4.7/5 (6 Reviews)

Escribe un Comentario