Por Luke Sumpter

Las plantas de cannabis han demostrado contener más de 100 cannabinoides diferentes y el THCA sin duda es uno de los más importantes, sin poseer efectos psicoactivos.

La razón es que no importa cuántas flores crudas de cannabis te propongas comer, nunca sentirás los efectos psicoactivos.

DESTACADO:  Venta de medicamentos Cialis Soft Tabs online sin receta

¿Por qué? Porque los cogollos en estado natural casi no contienen THC, el cannabinoide responsable de los efectos psicoactivos del cannabis.

DESTACADO:  Entrevista a Manuel Guzmán, bioquímico y autor del libro "Usos Medicinales del Cannabis"

En cambio, las flores frescas si contienen altos niveles de un cannabinoide llamado THCA o ácido tetrahidrocannabinólico, un precursor inmediato del THC.

Contenido

Usos del THCA

Entonces, si dejamos de la psicoactividad, algunas investigaciones actuales sobre el cannabis se han centrado en descubrir el valor del THCA por derecho propio.

Las primeras investigaciones ya han demostrado cómo la molécula de THCA interactúa con el sistema endocannabinoide para combatir las náuseas, proteger las neuronas y aumentar el suministro de endocannabinoides, los cannabinoides propios de nuestro organismo.

¿Cuándo se descubrió el THCA?

Aunque los científicos lograron aislar por primera vez el THC en 1963, todavía les llevó un poco más de tiempo descubrir el THCA y su interés inicial estuvo enfocado en el hachís y el charas.

Fue en 1965 cuando el profesor Friefhelm Korte de la Universidad de Bonn se convirtió en el primer investigador en identificar el THCA como un componente importante del hachís.

Más recientemente, los investigadores han descubierto que el THCA representa alrededor del 90% del contenido total de cannabinoides y que alrededor del 70% de su composición se convierte en THC cuando se calienta adecuadamente.

THCA a THC

¿Cómo funciona el THCA en el cuerpo?

La administración oral y sublingual permite a los usuarios consumir THCA evitando la descarboxilación. Esto permite que el THCA ingrese al cuerpo sin convertirse en THC.

A continuación repasemos algunos de los mecanismos por los que el THCA actúa en el cuerpo.

1. Receptores CB1

Al consumir THC, activamos este receptor cannabinoide que a su vez desencadena el subidón psicoactivo del cannabis.

El THCA en cambio, si bien se une al mismo receptor, su afinidad es mucho menor y no produce suficiente actividad para desencadenar un efecto psicoactivo, pero si parece desarrollar una acción terapéutica.

2. Receptores CB2

Los cannabinoides no psicoactivos producen efectos antiinflamatorios a través de los receptores CB2. El THCA se une a este receptor, pero nuevamente, solo con baja afinidad.

Receptores cannabinoides CB1 y CB2
Receptores cannabinoides CB1 y CB2

3. Receptores GPR55

Estos receptores forman parte del sistema endocannabinoide extendido. Aunque su papel en el sistema nervioso central sigue siendo confuso, se sabe que desempeñan un papel importante en la acción terapéutica de los cannabinoides.

4. Canales TRP

Los canales iónicos de potencial receptor transitorio (TRP) median información sensorial como la visión, el gusto y el tacto.

El THCA interactúa directamente con varios canales TRP, ya sea estimulándolos o desensibilizándolos.

5. Inhibición de enzimas

Las enzimas del sistema endocannabinoide trabajan para descomponer nuestro propio suministro de cannabinoides.

Al detener estas enzimas en seco, el THCA puede elevar temporalmente los niveles de endocannabinoides como la anandamida (la «molécula de la felicidad») y el 2-AG.

¿Cuáles son los efectos del THCA?

El THCA es uno más de muchos otros cannabinoides no psicodélicos y cuando se consume por vía oral o sublingual, produce efectos sutiles interactuando con diversos receptores en el cuerpo.

Cuando el THCA se calienta a una temperatura adecuada durante un tiempo adecuado, se produce un proceso conocido como descarboxilación, es decir, el THCA no psicoactivo se convierte en THC psicoactivo.

Por esta razón, el THCA es considerada una molécula multipropósito en la que algunos usuarios optan por aprovechar los beneficios de la molécula original, mientras que otros prefieren descarboxilarlo y obtener los beneficios de la molécula psicoactiva.

Para aquellos en el primer grupo, las recientes investigaciones han identificado que el THCA posee una larga lista de beneficios potenciales:

1. Inflamación

La inflamación sustenta los estados de múltiples enfermedades y el THCA parece mediar en este proceso fisiológico a través de la unión al receptor GPR55.

Investigadores del Instituto de Ciencias de las Plantas de Israel descubrieron que el THCA reduce la inflamación en las células del colon, lo que sugiere que el cannabinoide podría desempeñar un papel terapéutico en el tratamiento del colon irritable.

2. Náuseas

El THCA reduce las náuseas a través de su acción sobre el receptor CB1 y los investigadores sugieren que podría desempeñar un papel incluso más eficaz en la lucha contra las náuseas que el THC.

3. Cáncer

Los investigadores están desarrollando medicamentos basados ​​en THCA que han demostrado capacidades antitumorales en laboratorio.

El THCA ha demostrado la capacidad de reducir la viabilidad celular de ciertas formas de cáncer en experimentos realizados en placas de Petri.

4. Neuroprotección

Los primeros modelos celulares muestran que el THCA puede ofrecer neuroprotección en condiciones neurodegenerativas como la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Huntington.

La molécula parece ser capaz de incrementar la supervivencia de las células neuronales y evitar que las células del sistema nervioso muten.

Efectos neuroprotecctores del cannabis
Efectos neuroprotecctores del cannabis

5. Pérdida de peso

La investigación publicada en la revista Biochemical Pharmacology demostró que el THCA es capaz de reducir las reservas de grasa y prevenir las enfermedades metabólicas asociadas con la obesidad en ratones.

El THCA entonces podría ayudar a impulsar la pérdida de peso y combatir la obesidad.

¿Por qué el destilado de THCA es tan potente?

El destilado de THCA puede ofrece uno de los subidones más intensos que hayas experimentado, a tan sólo una reacción química del THC puro.

Cada vez que inhalas los vapores de las flores, concentrados o extractos de cannabis, también estás respirando terpenos, clorofila, ceras y otros componentes del cannabis.

El destilado de THCA elimina todos estos fitoquímicos adicionales y se sirve como una aislada del precursor de THC.

¿Cómo hacer destilado de THCA?

Si bien se trata de un proceso que va más allá de lo que podríamos elaborar de forma casera, destilar THCA es relativamente sencillo utilizando técnicas de refinamiento adecuadas:

1. Obtener el extracto

Congelar y pulverizar la materia prima para obtener un extracto crudo.

2. Separar los excesos

Mezclar el extracto con carbón activado para eliminar el exceso de material vegetal, seguido de una filtración y evaporación rotatoria.

3. Separar cannabinoides y terpenos

La cromatografía ayuda a eliminar las partículas más finas y productos químicos que no deseamos tengan cabida en el producto final.

Por ejemplo, la cromatografía ayuda a separar el THCA de otros cannabinoides y terpenos.

4. Purificar y filtrar

Finalmente, la preparación es devuelta a un evaporador rotatorio y expuesta a metanol.

Tras otra filtración y otra ronda en un evaporador, es posible conseguir un destilado de THCA con una pureza de hasta el 99,99%.

Recomendamos

Escribe un Comentario