Por WeedWeek

El kief a menudo es considerado el santo grial cuando se trata de consumir marihuana ya que es capaz de concentrar algunas de las más altas y a la vez puras concentraciones de cannabinoides, utilizado generalmente para añadir un toque extra a tus porros de cannabis, bong o incluso elaboración de recetas con cannabis.

DESTACADO:  ¿Es adictiva la marihuana? ¿Qué es el trastorno por consumo de cannabis?

Contenido

DESTACADO:  Qué es la descarboxilación de la marihuana y cómo realizarla correctamente

¿Qué es kief de la marihuana y de dónde se obtiene?

Si las miras de cerca, especialmente bajo una lupa o un microscopio, podrás observar que las flores de marihuana están cubiertas de diminutas estructuras en forma de hongo conocidas como tricomas.

El kief se refiere específicamente entonces a la extracción y acumulación de las puntas o cabezas de estos tricomas, que son las glándulas resinosas que contiene la mayor concentración de cannabinoides y terpenos, dos de los elementos fundamentales de la experiencia de consumir marihuana.

Tricomas

¿Kief y hachís son lo mismo?

Como ya vimos el kief es una recolección de los tricomas que se han separado de las flores de cannabis y se aglutinan como una sustancia seca de aspecto arenoso o azucarado en colores que van desde el verde claro al marrón oscuro.

Hachís por su parte es el término que se utiliza para denominar al kief que ha sido aglutinado y comprimido mediante calor, con el objetivo de facilitar su uso, transporte o almacenamiento, en forma de ladrillos oscuros y endurecidos o bolas más flexibles y pegajosas.

Hachís

¿Cómo extraer el kief de las flores de cannabis?

Existen formas bastante sencilla de extraer kief o las cabezas de los tricomas de las flores del cannabis de forma manual, algunas de las cuales incluso requieren poca experiencia o incluso equipo involucrado, aunque por supuesto existen otras técnicas desarrolladas para una extracción de tipo industrial.

La apariencia del kief extraído variará entonces desde un color verde blanquecino a un ámbar oscuro, siendo más puro mientras más clara sea su apariencia.

En algunos casos, las etapas iniciales de la extracción producen un kief mucho más puro, por lo que se recomienda realizar extracciones en fases, para que el concentrado más puro no se contamine con un kief con mayor porcentaje de material vegetal.

A continuación te presentamos los 3 métodos más populares de extracción de kief para que puedas experimentar.

1. Extracción de kief con molinillo de marihuana

Se trata del método más simple de extraer kief, tan popular que es posible que hayas estado apartando y consumiendo kief sin siquiera saber su nombre.

Hoy en día la mayoría de los grinder en el mercado posee tres recámaras que filtran la hierba de forma natural a medida que trituras las flores.

Grinder de cannabis

En una primera etapa, cuando trituras el material vegetal en la cámara superior, estas se asienta en la cámara secundaria, la que a su vez decanta kief en una tercera cámara inferior en forma de cristales puros de tricomas.

Se trata de un método muy sencillo, que pasa prácticamente desapercibido ya que no es el objetivo principal del grinder, por lo que su única desventaja son las cantidades relativamente pequeñas que se obtienen.

2. Extracción de kief con hielo seco

Este método funciona al bajar la temperatura de la resina con el objetivo de volverla quebradiza, para de esta forma separarlas fácilmente de la materia vegetal.

Para realizar una extracción con hielo seco basta con reservar tus flores sin moler en un recipiente de tamaño adecuado junto con algunos trozos de hielo seco.

Luego colocas un colador de malla de 160 micras sobre la parte superior del recipiente y volteas todo hacia abajo para luego sacudir el recipiente y comenzar a desprender los tricomas.

La primera extracción permitirá que pasen solamente crucen las glándulas resinosas de los tricomas, que es el kief de mayor calidad que puedes obtener.

Las siguientes mezclas darán como resultado un kief con mayor porcentaje de materia vegetal, pero aún así será un producto altamente concentrado.

El método de hielo seco suele ser más adecuado para grandes cantidades de cogollos y se trata de un proceso relativamente rápido.

3. Extracción de kief con tamizado en seco

El tamizado en seco es probablemente el método más adecuado para extraer tricomas de grandes volúmenes de material vegetal sin requerir de equipos aparatosos y que se puede realizar cómodamente entre 2 o 3 personas.

Para llevar a cabo el procedimiento necesitarás mallas de tamizado de 80 a 270 micras de ancho y luego frotar con las manos el cannabis seco sobre ellas para que los tricomas se separen y decanten.

Ahora bien, este método funciona mejor si estás a una temperatura de entre 12 y 14°C, ya que temperaturas más altas harán que la resina se vuelva demasiado pegajosa y se atasque en el filtro.

¿Cómo consumir el kief del cannabis?

Existen muchísimas formas de utilizar el kief, ya sea en un porro, un bong o como adición a una gran variedad de preparaciones, añadiendo un impulso extra de cannabinoides y terpenos.

Generalmente rociar un poco de kief al armar un porro es la forma más común de incrementar el contenido de THC de tus fumadas, siendo necesaria tan sólo un poca cantidad debido a su alta concentración .

Otra forma muy habitual de consumir kief es adherido a la parte exterior de la punta de un porro previamente humedecida, lo que le dará un aspecto de cobertura de azúcar.

¿Cómo añadir kief a tus bebidas?

Para incorporar kief a alguna de tus bebidas favoritas, ya sea un té, un café, una limonada o un vaso de leche, lo primero que debes hacer es someterlo a un proceso de descarboxilación y así pre-activar el THC. Revisa el detalle de este procedimiento en el siguiente artículo.

¿Cómo preparar hachís a partir de kief?

Si bien hay muchas formas de convertir el kief en hachís, las condiciones básicas son el calor y la presión.

La forma más fácil de preparar hachís es masajear una pizca de kief con la punta de tus dedos durante unos minutos hasta obtener masa oscurecida y maleable.

Otro método muy habitual es el recolectar kief y apilar una pequeña cantidad, cubrirlo con papel de cocina y pasar un rodillo previamente calentado sobre él o incluso una botella llena de agua caliente, dando como resultado una lámina de hachís delgada y bien compacta.

¿Cómo hacer Moon Rocks?

Preparar un Moon Rock de marihuana es casi como hacer aros de cebolla rebozados, ya que se trata de cogollos de marihuana recubiertos con aceite de hachís y luego espolvoreados con kief. ¡Consumir con precaución!

Moon Rock

¿Cómo fumar kief en pipa o bong?

Utilizar una pipa o un bong es una excelente forma de fumar kief, aunque deberías asegurarte de cubrir las entradas con filtros adecuados para que no se suban por el ducto principal al aspirar.

¿Cómo vaporizar kief de cannabis?

Para obtener los mejores resultados al vaporizar kief, se recomienda utilizar un poco materia vegetal seca en la base para garantizar que los cannabinoides y los terpenos se calienten a la temperatura ideal y no se quemen. Usar un vaporizador de hierbas secas es la mejor opción.

¿Cómo almacenar kief?

Por lo general un recipiente de vidrio bien sellado y almacenado en un lugar fresco y oscuro debería ser suficiente para guardar tu kief y disfrutarlo cuando quieras, por un tiempo relativamente largo.

Sólo asegúrate de que el kief esté expuesto a la menor cantidad de calor y luz posible, ya que estas degradarán su potencia con el tiempo.

¿Cuáles son los beneficios de kief?

Uno de los mayores beneficios de consumir kief es que debido a su potencia y pureza, reduce la necesidad de inhalar material vegetal carbonizado en los pulmones.

El consumo de productos concentrados te permite aislar los cannabinoides con mayor precisión sin tener que inhalar el resto de la materia vegetal que se quema junto con ellos.

Y debido a su potencia, puedes consumir menos producto en general para lograr los mismos resultados.

¿Es peligroso el kief?

El kief no es peligroso si se utiliza adecuadamente, considerando que se trata de un producto concentrado del cual se necesita tan sólo una pequeña cantidad en comparación a al volumen que necesitaríamos de flores secas.

Como con todas las drogas, la moderación es clave para consumir de manera responsable y segura, ya que primero debes aprender y comprender tus límites para consumir cannabis en general.

Por último ten en cuenta que cada persona reacciona de manera diferente, según factores como el metabolismo y el peso corporal.

Recomendamos

Escribe un Comentario