Por Pharmacology University

Desde el aislamiento de la morfina y la posterior producción de opiáceos sintéticos y opioides, hubo un cambio de paradigma en el tratamiento del dolor.

Los opioides se hicieron cada vez más presentes en los récipes médicos y se operaron en unos de los fármacos de primera línea para el tratamiento del dolor.

Durante muchos años, el uso de opioides permitió el manejo del dolor de gran intensidad y dolor crónico.

Contenido

La crisis de los opioides

Sin embargo, todo esto alimentó a lo que hoy conocemos como «la crisis de opioides»; por la interacción de estos fármacos con receptores en estructuras de nuestro sistema nervioso que regulan la respiración y la actividad cardiovascular.

Dando como resultado altas cifras de adicción y sobredosis por opioides que no han dejado de aumentar en las últimas décadas, dejando una necesidad urgente de nuevas opciones terapéuticas para el tratamiento del dolor.

Debido a esto, otros compuestos efectivos y eficaces en el tratamiento del dolor han ganado popularidad en la comunidad médica, entre ellos se encuentra el cannabis medicinal.

Se ha evidenciado que el CBD y el THC (compuestos derivados de la planta de cannabis) son potentes analgésicos y antiinflamatorios, capaces de tratar algunas patologías que cursan con dolor de fuerte intensidad, y que no mejoran con otros analgésicos.

DESTACADO:  Qué son los cannabinoides y cuáles son sus efectos en el organismo

Efectos del cannabis medicinal y el uso de opioides

En el año 2019, un estudio evaluó el efecto del CBD en el uso de opioides y dolor crónico. Se reclutaron 131 pacientes con dolor crónico que habían utilizado opioides por lo menos por un año.

Se evaluaron tres períodos, al inicio, a los 4 meses ya los 8 meses, donde se les agregó un régimen de tratamiento de un extracto rico en CBD.

El estudio concluyó que más de la mitad de los pacientes (53%) redujeron o eliminaron el uso de opioides para el tratamiento del dolor crónico. Además, casi todos (94%) reportaron una mejoría de su calidad de vida.

No obstante, estos no son los únicos datos que tenemos para sugerir que el cannabis podría ser la respuesta a la crisis actual de opioides.

Durante una revisión sistemática en el 2020 sobre el cannabis medicinal y el uso de opioides en el dolor crónico no asociado a cáncer, se analizaron 9 estudios que involucraron en total a 7,222 pacientes.

DESTACADO:  6 cosas que deberías saber antes de comenzar un negocio en la industria del cannabis

Los resultados determinaron que hubo una reducción del uso de opioides en 64 a 75% de los pacientes cuando se usaba en combinación con cannabis medicinal.

Además, de 32 a 59% de los pacientes reportaron el reemplazo de los opioides por el cannabis medicinal.

Tratamiento del dolor

El dolor es uno de los síntomas más comunes y en ocasiones, se convierte en uno de los más difíciles de tratar.

En muchos casos afecta la calidad de vida de los pacientes, y por lo tanto, su salud mental.

El uso de cannabis medicinal para el tratamiento del dolor ha sido ampliamente estudiado, y según la evidencia, puede ser una solución a la crisis de opioides, puesto que por la interacción de los cannabinoides, como el CBD y el THC, se puede aliviar el dolor sin riesgo de sufrir sobredosis.

Recomendamos

Escribe un Comentario