El gobierno de Luxemburgo anunció este viernes una serie de leyes que permitirán a los mayores de 18 años tener hasta cuatro plantas de cannabis en sus casas para uso propio, el primer país de Europa en legalizar el consumo de marihuana con fines recreativos.

Según los especialistas, la medida surge como una forma de incentivar a los usuarios a no recurrir al mercado ilegal, exponiendo el fracaso que hasta el momento ha sido la política de prohibir el uso de la droga como una manera de desalentar su uso.

A partir de la sanción de las leyes, también será legal comercializar semillas sin límites respecto a la cantidad ni la variedad. También será posible importar y comprar semillas, tanto en tiendas físicas como en tiendas en línea.

El ministro de Justicia, Sam Tamson, declaro:

Pensamos que era hora de actuar. Tenemos un problema con las drogas, y el cannabis es la droga que más se consume y es una gran parte del mercado ilegal. Queremos empezar por permitir que la gente lo cultive en casa. La idea es que un consumidor no se encuentre en una situación ilegal si consume cannabis y que no apoyemos toda la cadena ilegal desde la producción hasta el transporte y la venta, donde hay mucha miseria. Queremos hacer todo lo posible para que cada vez más personas se alejen del mercado negro ilegal.

El consumo en lugares públicos seguirá estando prohibido, al igual que el intercambio y venta de cualquier producto de cannabis que no sean las semillas.

Sin embargo, se redujeron las penas para quienes porten hasta 3 gramos de marihuana, pasando de ser una ofensa criminal a un delito menor.

Los líderes del Partido Verde -uno de los tres miembros de la coalición en el gobierno junto con el Partido Democrático y el Partido Socialista de los Trabajadores- afirmaron que la medida «representa una reorientación fundamental de la política de drogas de Luxemburgo», ya que el gobierno pretende abordar la delincuencia relacionada con las drogas con un enfoque más «holístico».

«La guerra contra el cannabis ha fracasado», dijo el partido en un comunicado el viernes.

Luxemburgo se une así Canadá, Uruguay y 11 de los 50 estados de EE.UU. que han legalizado el cultivo y la distribución de cannabis.

En la Unión Europea, esta es una medida inédita incluso en Países Bajos, en donde existe una prohibición a la venta y el consumo de cannabis que el gobierno no aplica en la práctica.

Artículos Patrocinados
 

Comentar el Artículo