Michael Sassano, CEO y fundador de SOMAÍ Pharmaceuticals, explica todo lo que necesitas saber sobre el efecto séquito.

Existe mucho mito sobre el fenómeno subjetivo pero real del cannabis llamado «efecto séquito».

DESTACADO:  9 consejos a tener en cuenta para escoger el mejor aceite de CBD

Ya seas fumador de flores, consumidor de vaporizadores/concentrados o usuario de comestibles, deseas experimentar el efecto completo de la planta de cannabis.

DESTACADO:  Por qué el consumo de alcohol y no la marihuana es un verdadero problema de salud pública

La presencia combinada de terpenos junto con cannabinoides se propone producir una influencia positiva, de ahí el nombre «efecto séquito».

Contenido

¿Qué contribuye al efecto séquito?

Las tres categorías más influyentes de ingredientes activos en el cannabis que crean un efecto séquito para la consideración del consumidor son los cannabinoides principales, los cannabinoides menores y los terpenos.

Otros efectos menos conocidos pueden provenir de tiolos, ésteres, aldehídos y flavonoides.

Cannabinoides principales

Los dos cannabinoides principales presentes en el cannabis son el delta-9 tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD).

El THC es el ingrediente psicoactivo asociado con la sensación eufórica del cannabis. Un fármaco sintético de delta-9 THC conocido como Dronabinol tiene un contenido de THC del 99% puro.

Aunque los científicos farmacéuticos prefieren aislar el THC, a los consumidores no les interesan los efectos intensos de los productos de THC al 99% puro.

Aunque los consumidores buscan altos niveles de THC en flores y vaporizadores y miden sus soluciones orales por el contenido de THC, también prefieren que otros ingredientes activos estén presentes.

El CBD, otro cannabinoide principal, también se une a los receptores CB1 y CB2. Esto significa que, en conjunto con el THC, ambos compiten por los mismos espacios de receptores CB1 y CB2 disponibles.

La combinación de ambos proporciona un efecto más pronunciado que solo el THC. Muchas personas no disfrutan de los efectos del THC y usan CBD, pero el CBD puro al 99% tampoco es preferido; para los consumidores que desean una excelente sensación de CBD sin THC, generalmente se prefiere un efecto equilibrado con un poco de THC y otros cannabinoides.

Aunque los ingredientes activos aislados y puros son la ruta preferida para los científicos, no son la experiencia preferida del consumidor, lo que habla fundamentalmente del efecto séquito.

Simplemente combinar proporciones de THC y CBD tendrá una diferencia global en el efecto; los consumidores prefieren formulaciones con alto CBD y baja concentración de THC, proporciones equilibradas de THC y CBD (1:1) y combinaciones de alto THC con bajo CBD.

Cannabinoides menores

La comunidad científica cree que la ciencia más prometedora para futuros tratamientos puede derivarse de los cannabinoides menores.

Se estima que hay alrededor de 120 cannabinoides menores diferentes que se han estudiado significativamente menos que el CBD y el THC.

Los cannabinoides menores más conocidos e investigados son el cannabigerol (CBG), el cannabicromeno (CBC) y el cannabinol (CBN).

Otros cannabinoides menores destacados incluyen diversas formas químicas del THC, como el tetrahidrocannabinolvarina (THCV) y el ácido tetrahidrocannabinólico (THCa), que pueden usarse en lugar del THC para reducir las propiedades psicoactivas y los efectos secundarios del compuesto, pero aún recibir sus beneficios.

Las flores y los extractos tienen cannabinoides principales y menores en diferentes proporciones.

Pueden presentarse como productos de espectro completo o amplio, o aislados en un solo espectro.

Un producto de aislamiento puro no es muy atractivo ni útil para los consumidores, aparte de los estudios, y hay un efecto más beneficioso en combinación.

Además de los cannabinoides principales, las flores y los extractos pueden contener entre un 0,5% y un 15% de cannabinoides menores.

Las cepas Sativa e Indica tendrán diversos perfiles de cannabinoides menores, muchos de los cuales pueden contribuir a las sensaciones energéticas o somnolientas de los consumidores.

Cada perfil de cannabinoide menor tiene propiedades científicas, como reducir la inflamación, inhibir el crecimiento de células cancerosas, frenar el crecimiento bacteriano, promover el crecimiento óseo, tratar infecciones fúngicas, ayudar con el sueño, aliviar el dolor, reducir los espasmos musculares, etc.

Cuando observas lo que estás fumando o tomando oralmente, las combinaciones de cannabinoides principales y menores son actores principales para provocar el efecto séquito.

Terpenos

Cientos de terpenos botánicos en la naturaleza han sido estudiados por herbolarios durante siglos.

Estos componentes sensibles de una planta de cannabis están altamente desarrollados para, por ejemplo, ahuyentar a los depredadores.

En el cannabis, los terpenos tienen un olor increíble y tienen efectos adicionales profundos en la interacción del cannabis con el consumidor.

Algunos de los terpenos más comunes (y sus efectos potenciales) son:

  • Mirceno (relajante)
  • Linalol (sedante)
  • Terpinoleno (estimulante)
  • Limoneno (alivio del estrés)
  • Pineno (calmante)
  • Caryofeleno (alivio del dolor)
  • Valenceno (euforia)
  • Borneol (sedante)
  • Eucaliptol (relajante)

Todos los terpenos mencionados se encuentran no solo en el cannabis sino también en la mayoría de las plantas.

Los terpenos que imitan las cualidades aromáticas de la planta de cannabis viva son el tercer contribuyente principal al efecto séquito.

Un problema triste es que cuando el cannabis se seca y luego se fuma o extrae, la flor seca retiene gran parte de los cannabinoides principales y menores, pero los terpenos se reducen al 0,5-3% de la flor, mientras que el THC y el CBD pueden representar entre el 12% y el 30% del peso y los cannabinoides menores entre el 5% y el 15% del peso.

Tanto fumar la flor seca como consumir oralmente extractos significa ingerir una cantidad reducida de terpenos muy por debajo de los de una flor viva típica.

Por esta razón, la categoría de resina viva congelada ha ganado popularidad para capturar cannabinoides principales, cannabinoides menores y terpenos tal como existían en la planta viva.

El resultado puede ser hasta un 15% de terpenos y un perfil de sabor muy robusto. Además, los extractores utilizan diversas técnicas para reintroducir terpenos extrayéndolos antes de la extracción o utilizando terpenos derivados botánicamente para mejorar productos como vaporizadores o soluciones orales.

Otros factores menores

Se cree que los tiolos contribuyen al olor «a mofeta» del cannabis. Se cree que los ésteres aportan sabor afrutado y pueden mitigar los efectos de los terpenos.

Los aldehídos pueden cambiar químicamente la composición de los terpenos. Los flavonoides pueden influir en el color y tener algunos efectos terapéuticos.

¿Qué no contribuye al efecto séquito?

Aunque se cree que hay muchas categorías que contribuyen al efecto séquito, los terpenos, y los cannabinoides principales y menores son el triángulo dorado.

Sin embargo, los materiales de la planta, la clorofila, los carbohidratos, los ácidos grasos, los lípidos, los polifenoles y otros elementos indeseados sin efectos médicos o psicológicos probados no parecen contribuir al efecto séquito del cannabis.

En cierto grado, estos materiales pueden no ser saludables para fumar o consumir oralmente.

Por mucho que a la gente le guste fumar la flor, hay partes de la planta que pueden no ser saludables para los pulmones o útiles para tomar oralmente.

Los extractores han lidiado con este problema durante décadas, tratando de imitar el efecto natural de la flor pero reconociendo la necesidad de eliminar elementos indeseados y agregar de nuevo cosas como terpenos para recrear el exacto efecto séquito que hace tan popular a la flor.

Cómo definas el efecto séquito, lo importante es encontrar una forma limpia y segura de consumir cannabis que se adapte a tu condición o indicación.

Lleva un registro de las proporciones de cannabinoides principales y menores que contribuyen a tu disfrute.

Examina los aromas, sé consciente de los efectos de los terpenos y consume ingredientes activos que tengan sentido para cómo te sientes o lo que intentas curar. Sobre todo, evita los productos no saludables sin beneficios de consumo.

Recomendamos

Escribe un Comentario