Por Kevin Klein

Las plantas de cannabis machos o masculinas se han ganado la reputación de ser los “chicos indeseables”, ya estropean la preciada cosecha de flores de sus contrapartes femeninas.

En un comienzo, a la mayoría de los cultivadores se les enseña a detectarlos rápidamente y descartarlos por temor a que polinicen a sus preciosas damas.

Si bien este podría ser el mejor consejo en muchos escenarios, los beneficios de cultivar planta de cannabis macho pueden ir mucho más allá. ¿Merecen su mala reputación? ¿Son totalmente inútiles?

Antes de desecharlos, aprende cuáles son sus beneficios o utilidades.

Artículos Recomendados:

¿Puedes fumar plantas de cannabis macho?

La respuesta es sí, sin embargo, como seguramente ya sabrás, la experiencia de fumar cannabis macho es muy disminuida en relación a sus contrapartes femeninas y esto se debe a que no desarrollan el volumen de cannabinoides y terpenos de las plantas femeninas.

Las plantas femeninas de cannabis desarrollan una gran cantidad de estos compuestos, ya que se concentran principalmente en las flores o cogollos.

En la planta de cannabis macho, habrá mucha menos producción de estos compuestos, por lo general en cantidades diminutas, que de ninguna manera podrían llegar a compararse con sus contrapartes hembra.

¿Por qué a los cultivadores les resulta indeseable conservar plantas masculinas de cannabis?

Permitir que las plantas de cannabis macho crezcan hasta la etapa de producir cannabinoides pone a la planta femenina “en riesgo” debido a que el polen producido y liberado podría fertilizarlas, interrumpiendo toda producción adicional de resina para dar paso a la producción de semillas.

¿Cuáles son las mejores formas de utilizar plantas de cannabis macho?

A pesar de todos los inconvenientes, las plantas masculinas de cannabis poseen numerosos usos y beneficios adicionales, que van desde la cría de cepas genéticamente muy fuertes hasta la elaboración de bebidas saludables a base de cannabis o la elaboración de material de cáñamo.

1. Necesitas un macho para criar tus propias cepas

Aunque cultivar cogollos a partir de un fenotipo clonado se ha convertido en prácticamente un estándar hoy en día, todavía hay lugar para la creación auténtica de nuevas cepas y para producir variedades de cannabis de alta calidad, es necesario tener machos alfa auténticos.

Debido a que los machos generalmente no se fuman, es difícil encontrar uno que tenga las cualidades que buscamos en términos de potencia y sabor.

La mayoría de las veces, los criadores seleccionan a sus machos mediante un proceso de eliminación en base a los siguientes criterios que los ayudan a determinar cuáles descartar y cuáles conservar.

  • Evitar los machos que crecen especialmente altos o demasiado rápidos. Esto se debe a que la mayoría de las veces estas plantas desarrollan cogollos de baja calidad.
  • Elimina las plantas masculinas que florecen demasiado pronto y las autoflorecientes. Las plantas que florecen inesperadamente tienden a ser intersexuales.
  • Utiliza el tallo de las plantas para seleccionar los buenos machos. Lo que se busca son tallos grandes y huecos. Si bien las plantas con tallos concisos podrían desecharse, estudia la relación que existiría entre el contenido de THC y el tipo de tallo.
  • Elimina los machos que tienen una estructura de cogollos aireada y en su lugar, mantén aquellos de cogollos densos y compactos. Esto asegurará grandes rendimientos futuros.
  • A veces, la sencillez es el camino. Simplemente huele las plantas masculinas y conserva las que tengan mejor aroma.

2. Las plantas de cannabis macho permiten garantizar una genética fuerte

Como hemos comentado anteriormente, tener machos fuertes para la reproducción asegurará que termines con una gran cosecha en el futuro.

A diferencia de otras plantas que son capaces de cultivar partes masculinas y femeninas en si mismas, el cannabis es una planta dioica, lo que significa que los machos y las hembras de cannabis crecen por separado .

Si siempre estás eliminando tus plantas macho a la primera oportunidad, terminarás con una diversidad disminuida. La presencia real de los machos es vital para la continua vitalidad y fuerza de una variedad.

El artículo continúa enseguida…

Se ha convertido en una práctica aceptada para los cultivadores utilizar una sola cepa feminizada o hacer que todo su cultivo sea a partir de clones idénticos.

Y aunque esto podría tener sus ventajas, la falta de diversidad podría conducir a debilitar las defensas contra enfermedades y plagas.

3. Las plantas de cannabis masculinas producen fibras fuertes

Existe una diferencia muy marcada entre la fibra producida por las plantas de cannabis macho en comparación con la producida por plantas hembras.

Un ejemplo es que al fabricar textiles y otros productos que están hechos de fibra de cáñamo, el cáñamo de la planta masculina es más flexible y tiene una mayor resistencia mientras que el de las hembras tienden a ser más robustas

Como las fibras de cáñamo derivadas de plantas machos son más suaves y delgadas, son más adecuado para telas de alta calidad como toallas y ropa de cama.

La fibra de cáñamo derivada de las hembras, por otro lado, es rugosa y más adecuada para elaborar lienzos y otros textiles.

4. Las plantas masculinas de cannabis son buenos repelentes naturales

Los machos de cannabis se pueden plantar estratégicamente en el huerto para mantener alejadas las plagas y evitar el tener que utilizar pesticidas químicos.

Las defensas naturales de las plantas de cannabis que incluyen terpenos aromáticos son excelentes repelentes de plagas.

5. Usa tus plantas macho para preparar té o jugo de cannabis

El jugo de cannabis promete ser una valiosa fuente de nutrientes y esta es una tendencia que está ganando popularidad rápidamente entre las personas que se llevan un estilo de alimentación saludable.

Aunque en cantidades menores, las plantas masculinas contienen exactamente los mismos cannabinoides que las plantas femeninas de cannabis, así que debido a que no usarás muchas de las plantas masculinas para fumar, son óptimas para hacer jugo.

Simplemente exprímelas de la misma manera que lo haría con las hembras, teniendo cuidado de evitar los tallos y las hojas más grandes, ya que tienen una mayor concentración de sabor a clorofila amargo.

El jugo de cannabis es un excelente forma de incorporar los beneficios de los cannabinoides a tu dieta, pero si los jugos no son lo tuyo, también puedes prepararte una taza de té con las hojas.

6. Para elaborar hachís y concentrados

Aunque al fumar material vegetal masculino no obtendrás un gran efecto, aún puedes reunir todas tus plantas masculinas de cannabis y procesarlas para hacer hachís y concentrados.

Aunque normalmente necesitará una cantidad significativamente mayor que si estuvieras utilizando plantas femeninas, sigue siendo un esfuerzo que vale la pena.

Las plantas masculinas también pueden ser útiles en la cocina, simplemente descarboxila el material vegetal masculino y procede a usarlo para infundir cantidades moderadas de cannabinoides en tus bebidas, platos salados y tortas.

La mantequilla de cannabis obtenida de tus plantas masculinas es una gran alternativa que da excelentes resultados.

7. Para utilizarlas como abono

Las plantas de cannabis contienen una multitud de nutrientes que puede volver a reutilizar en tu suelo de cultivo utilizando el antiguo método de cortar y picar para luego esparcir el material vegetal en el suelo.

Sin embargo, para obtener los mejores resultados, incorpóralo a una pila de abono para acelerar la velocidad de su descomposición por acción de los microbios aeróbicos.

8. Para cosechar semillas comestibles

Como todos hemos escuchado antes, las semillas de cannabis están llenas de nutrientes. Son super ricas en aminoácidos y ácidos grasos, vitaminas y proteínas.

Artículos Recomendados:

Pero para que las plantas femeninas de cannabis produzcan semillas, deben ser polinizadas, así que cuando ese sea tu objetivo, dispersa algunas plantas masculinas por el jardín y espera a que la naturaleza haga su trabajo.

9. Para consumir sus raíces

Después de cortar las plantas de cannabis macho por el tallo, no olvides estirar las manos para continuar trabajando con las raíces, ya que esta intrincada masa de zarcillos puede ofrecerte una gran fuente de fitonutrientes.

Conclusiones

Los beneficios de mantener plantas macho o masculinas de cannabis sin duda va más allá de la reproducción, ya que nos ayudan a respaldar la supervivencia genética continua de la planta de cannabis mientras obtenemos algunos otros beneficios de ella.

La eliminación de las plantas masculinas de cannabis supone un gran riesgo para la diversidad saludable y en consecuencia, la sostenibilidad de las especies de cannabis en su conjunto.

Si continuamos ignorando la importancia de los machos, es posible que nos sorprenda descubrir como fue que algunas cepas se perdieron en el camino.

 

Comentar el Artículo