Al igual como ocurre con la degustación de vino o cerveza, es muy probable que en poco tiempo la marihuana ocupe un lugar central en la experiencia de los consumidores de cannabis antes de realizar una compra.

La marihuana continúa legalizándose en un número creciente de países, para usos médicos y recreativos, lo que significa que comprar marihuana en las sombras se espera pronto sea sólo algo parte del pasado.

Con la nueva libertad del cannabis legal, la industria ha logrado cultivar una amplia variedad de cepas muy interesantes.

Algunas de ellas mejoran la concentración, mientras que otras pueden ayudar a tratar la ansiedad o hasta calmar el dolor crónico.

Contenido

Cata y degustación de marihuana

La marihuana es probablemente la especie vegetal conocida que más variaciones organolépticas es capaz de desarrollar.

Su riqueza en cuanto a aromas y sabores es prácticamente infinita, con variaciones entre tonos orgánicos y químicos, dulces y agrios, frutales y amaderados.

Qué son los terpenos
Qué son los terpenos

Las diferentes combinaciones de los más de 120 terpenos que puede llegar a desarrollar la planta de marihuana ofrece matices y tonos completamente distintos entre una variedad y otra.

Es por ello que la cata de marihuana resulta una actividad tan importante de comprender a fin de mejorar nuestra experiencia diaria, permitiéndonos comprender mejor las variedades que cultivamos y/o consumimos, agudizar nuestros sentidos y de esta forma obtener todo su potencial.

Tipos de cata de marihuana

A diferencia de otros alimentos, cuando catamos marihuana debemos distinguir entre la cata organoléptica (que se percibe con los sentidos) referida a la apariencia, aroma y sabor de la muestra, versus a la cata psicoactiva (que actúa sobre el sistema nervioso), referida a los efectos y sensaciones que los cannabionides y terpenos producen en la mente y el cuerpo.

1. Cata organoléptica de marihuana

1.1 Cata organoléptica en seco

La cata organoléptica en seco es la etapa de la degustación que busca apreciar en detalle las características básicas de la muestra, intentando obtener el máximo de información posible en base a su aspecto general, relación entre flores y hojas, resina, densidad, dureza y aromas antes de la combustión.

1.1.1 Sentido del tacto

Se evalúan características como duro, blando, pastoso, pegajoso, seco, crujiente, polvoriento, denso, pesado o ligero.

1.1.2 Sentido del oído

Se evalúan características como crujiente, seco, murmulloso o pastoso.

1.1.3 Sentido de la vista

Se evalúan características como brillante, mate, basto, fino, limpio, sucio, compacto, suelto, viejo, fresco, seco.

1.1.4 Sentidos del olfato y el gusto

Se evalúan características como ácido, dulce, profundo, ligero, sabroso, picante, orina, heces, moho, tierra, fruta fresca, fruta madura, fruta podrida, cítricos, madera, incienso, flores, queso, pimentón, vino, carne, sangre fresca, sudor, etc.

1.2 Cata organoléptica en combustión

A continuación, la cata organoléptica en combustión implicará principalmente a los sentidos de gusto y olfato una vez que calentamos o encendemos la marihuana.

Cata de marihuana en combustión
Cata de marihuana en combustión

Este proceso se realiza básicamente en dos etapas de dos caladas cada una, una primera cata para apreciar los sabores y aromas principales

Luego en una segunda cata atenderemos básicamente los matices intermedios y retropaladar de la muestra, trazado así un mapa de aromas y sabores primarios y secundarios.

2. Cata psicoactiva de marihuana

Los efectos psicoactivos que produce la marihuana varían notablemente entre una variedad y otra, incluso entre fenotipos dentro de la misma variedad, así como sus posibles propiedades terapéuticas en diferentes tipos de personas.

Para poder apreciar en un sentido amplio y completo estas sensaciones, debemos realizar la cata sin haber ingerido ninguna substancia que pueda interferir en nuestra apreciación y en los efectos que nos provoca como cerveza, café o azúcar por ejemplo.

Cómo hace una cata de marihuana paso a paso

La cata de marihuana requiere de ciertos preparativos antes de la evaluación de la(s) muestra(s) y asegurar una correcta apreciación que no se vea influida por factores externos.

Asegúrate de limpiar tu paladar antes de comenzar cualquier prueba, evita el consumo previo de antiestáminicos que puedan atenuar tus capacidades organolépticas o el consumo de comidas demasiado condimentadas que puedan distorsionar cualquier valoración. 

Galletas de soda y agua
Galletas de soda y agua

Beber agua filtrada fría y/o o consumir algunas galletas de soda para limpiar el paladar puede ser una buena práctica antes de la degustación, lo mismo el disponer un pequeño recipiente con granos de café que nos permitirán “poner en neutro” nuestro olfato antes de continuar.

Una de las primeras cosas a tener en cuenta es la forma en que se consumirán las muestras, ya que lo mejor a la hora de catar es hacerlo de la forma en que normalmente acostumbras, es decir, si fumas, prepara un porro o un bong, si utilizas vaporizador habitualmente, entonces esa debería ser tu opción inicial.

No hay reglas estrictas. La manera en que nos habituamos a consumir el cannabis es la que nos permitirá una evaluación lo más objetiva posible en primera instancia.

1. Entorno y preparación

El lugar ideal para realizar una buena cata de marihuana nos debe proporcionar comodidad, tranquilidad y una buena ventilación.

A partir de ello, idealmente debemos generar una serie de condiciones ambientales para asegurarnos que la muestra no degradará sus propiedades originales mientras la manipulamos y preparamos para consumir.

1.1 Temperatura y humedad

La temperatura ambiente ideal debe estar entre los 21ºC y 24ºC y la humedad relativa entre el 50 y 60%, fuera de estos rangos la mucosa nasal puede deshidratarse y perjudicar nuestra capacidad olfativa y gustativa.

1.2 Iluminación

La luz ideal para apreciar los colores y brillos de las flores de cannabis es la luz solar, pero en caso de no ser posible, lo más recomendable es utilizar luces de espectro solar (daylight) que tiene una temperatura de color en torno a los 6000º Kelvin.

1.3 Superficie

La superficie donde distribuir las muestras debe ser de color blanco uniforme para apreciar mejor las diferentes tonalidades y matices de las flores de cannabis. Si no es blanca, puedes simplemente utilizar un mantel de color blanco suficientemente grueso sobre el que observar las muestras.

1.4 Herramientas

Un microscopio de mano o lupa de joyería (40 a 60X) nos permitirá apreciar de mejor forma aquellos detalles que no son siempre tan fáciles de ver a simple vista.

1.5 Método de cata

Cuando realizamos una cata de marihuana es recomendable definir un único método para todos los participantes (porro, bong, vaporizador) ya que nos ayudará a realizar una evaluación comparable.

1.6 Hojas de evaluación

Las hojas de evaluación son planillas previamente estructuradas a fin de documentar organizadamente todas las observaciones realizadas durante la cata y otorgarles una calificación.

1.7 Horario

Aunque pueda parecer algo de menor importancia, el momento del día en el que el paladar se encuentra más receptivo a los sabores es en torno al mediodía. Los buenos catadores de  vino y cerveza lo saben.

1.8 Consideraciones generales

Debemos cuidar de tener las manos limpias y trabajar en un ambiente libres de olores antes de comenzar a manipular la muestra.

Una vez se cumplan las condiciones anteriores podemos comenzar con las siguientes fases de apreciación en la cata: apariencia física, aromas, sabores, potencia y efectos.

2. Apariencia y examen visual

La inspección visual y el análisis de la materia vegetal, la flor o los cogollos puede ayudarnos a saber si la planta que vamos a consumir se encuentra en buen estado, descartando por ejemplo la presencia de moho o insectos, así como lo que podríamos esperar de ella luego de su consumo.

Artículos Recomendados:

Por supuesto, las flores de marihuana pueden tener una gran variedad de tonos diferentes que van desde el púrpura, naranja, verde y rojo.

El color en sí no es lo que mejor determina la calidad, pero las flores de marihuana sanas y bien cultivadas tienen un aspecto brillante y llamativo.

Semejante vitalidad indica que hay una buena genética, que se han desarrollado técnicas de cultivo sólidas y un correcto secado, curado y almacenamiento.

Por el contrario, la marihuana de baja calidad tiene un aspecto mate, opaco y pálido. Estos cogollos suelen ser de color verde a marrón oscuro, pálidos y en definitiva, poco atractivos.

2.1 Indica o sativa

El análisis visual nos permite además hacernos una idea de su especie, sativa, índica o híbrida en cualquier dirección, su grado madurez y si los cogollos provienen de una planta cultivada en interior o exterior.

Plantas indica y sativa
Plantas indica y sativa

Lo primero que hay que observar es la estructura de la flor. Las plantas de dominancia índica tienen hojas más anchas, mientras que las de dominancia la sativa son más delgadas y alargadas.

Determinar la densidad del cogollo también es útil, ya que unas flores cerradas son típicas de una variedad índica o una híbrida dominante índica, mientras que unos cogollos abiertos y espaciados sugieren que se trata de una variedad sativa o dominante sativa.

2.2 Tricomas, resina y pistilos

Cuando observas de cerca la superficie de las flores de marihuana, te encuentras con un maravilloso paisaje en miniatura formado por diferentes glándulas, órganos y estructuras.

En cuanto a la calidad, algunos aspectos positivos y deseables son la presencia de resina, tricomas y pistilos, reconociendo sus características óptimas específicas.

2.2.1 Tricomas

Los tricomas son la característica más abundante en la superficie de las flores de buena calidad. A simple vista, parecen una fina capa de cristales que brillan bajo la luz del sol, una linterna o la llama de un mechero.

Estas estructuras con forma de hongo poseen una cabeza bulbosa sobre un tallo estrecho que contiene las células especializadas encargadas de la producción de resina y que trabajan sin parar durante la fase de floración.

Tricomas del cannabis
Tricomas del cannabis

Los tricomas están formados por un complejo conjunto de moléculas encargadas de producir cannabinoides como el THC y CBD, terpenos como el mirceno, pineno y limoneno y flavonoides como apigenina y quercetina.

Cuantos más tricomas contenga una flor, más resina producirá. Mientras más resina cubra la superficie de un cogollo, más cannabinoides y terpenos estarán listos para ser fumados, vaporizados o consumidos en alimentos infusionados.

Podrás determinar el contenido de tricomas y de resina de un cogollo con solo mirarlo y sostenerlo. Tienes que tener en cuenta cómo brilla, lo pegajoso que es y la resistencia que produce cuanto aprietas la flor con los dedos.

En esta etapa es muy recomendable hacer uso de una lupa de joyería o microscopio de mano para valorar las características atendiendo a la cantidad, tipo y maduración.

Los tricomas son fácilmente apreciables a simple vista con un una lupa. Un cogollo blanquecino y brillante presentará gran cantidad de tricomas. A mayor cantidad de tricomas mayor cantidad de terpenos y cannabinoides.

Los tricomas deben estar bien formados en tamaño y forma con un aspecto de hongo alargado o un dulce tipo “chupa-chup”.

El punto de maduración indicará si la cosecha se ha realizado en el momento óptimo, aunque este aspecto puede ser subjetivo dependiendo de las preferencias del cultivador.

Madurez Tricomas
Estado de madurez de los tricomas

Si los tricomas son transparentes esto significa que aún no alcanzan su punto de maduración, en cambio, si la mayoría de los tricomas presenta un aspecto lechoso, significa que se ha cortado la planta en su punto de mayor concentración psicoactiva de THC.

Por el contrario si el color es amarillento a ámbar significa que la cosecha ha sido tardía y el efecto será más narcótico, más pesado, debido a que el TCH se ha degradado en CBN.

2.2.2 Resina

Producida por los tricomas, la resina es una secreción orgánica pastosa, pegajosa y translúcida que producen las plantas como un recubrimiento natural de defensa contra insectos u organismos patógenos.

Resina de cannabis
Resina de cannabis

En la marihuana, la resina se puede extraer exponiendo las flores a un ambiente de calor y presión para arrastrar con ella la salida de los terpenos y cannabinoides presentes en los tricomas de la planta y consumirlos luego en forma de extracto.

La resina gotea y cubre la mayor parte de la superficie de la flor de forma gradual. Esta resina y sus fitoquímicos activos, ayudan a proteger a los cogollos de los ataques de insectos y de las temperaturas extremas.

Cuanto más pegajosa sea la hierba, más potente será. Cuando hay mucha resina significa que los niveles de cannabinoides también son elevados.

Las flores de alta calidad son pegajosas al tacto y algunas incluso te dejarán rastros de resina en las manos, siendo a veces más difíciles de manejar.

2.2.3 Pistilos

Entre el paisaje dominante de la superficie de un cogollo, uno de los elementos que más sobresalen son los pistilos, unos zarcillos con forma de pelos velludos que son el órgano sexual femenino de la flor de la marihuana y sirven para recoger el polen masculino durante la polinización.

Pistilos de cannabis
Pistilos de cannabis
Cuando este polvo genético masculino hace contacto con los pistilos, la flor de marihuana se vuelve fértil y se convierte rápidamente en semilla.

Lejos de su función biológica, los pistilos sirven además como marcadores útiles de maduración. Al principio de la etapa de floración, estas órganos reproductivos son de un color blanco brillante. A medida que pasan las semanas, su aspecto se vuelve de un color naranja oscuro.

Al evaluar flores de cannabis lo que tienes que buscar es que idealmente todos los pistilos sean de un color naranja intenso.

El punto ideal de cosecha debería estar definido cuando al menos el 70% de los pelos cambien de color, ya que esto indica que los cogollos están en su punto de maduración y listos para cortar.

Las flores en las que la mayoría de sus pistilos aún son blanquecinos indican que la marihuana aún no está suficientemente madura, o si en cambio logras observar 2 generaciones de pistilos, algunos blancos recientes y otros anaranjados maduros, esto podría indicar que la planta se ha vuelto hermafrodita por alguna razón.

2.3 Densidad

La densidad implica valorar que tan compactas son las flores, apretando el cogollo suavemente con la punta de los dedos para comprobar su dureza, esponjosidad y adherencia.

Este factor dependerá en gran medida de la genética de la planta, las variedades índicas proporcionan cogollos más apretados, densos y duros que las sativas, mas abiertas más livianas y menos densas.

Grinder de cannabis
Grinder de cannabis
La sensación de los cogollos al tacto dice mucho de su calidad. Unos cogollos compactos y pesados al final de la temporada de cultivo tienen más masa, un aspecto mucho más saludable y proporcionarán una fumada más suave.

Los cogollos densos son más resistentes y retoman su forma original luego de presionarlos. Cuando trituramos unas flores de marihuana bien compactas, parecerá incluso que casi duplican su tamaño en el grinder.

Por otro lado, los cogollos esponjosos son menos apetecidos, proporcionan menos materia vegetal y son mucho más débiles al tacto. Estas flores aireadas suelen ser el resultado de condiciones de cultivo precarias como falta de luz o deficiencia de nutrientes.

2.4 Moho y plagas

Si detectas moho en las flores de cannabis esto indicará un almacenaje deficiente y un proceso de secado y curado inapropiado, lo mismo la presencia de restos de larvas o pieles de insectos.

Para esto puedes ayudarte fácilmente de una lupa de joyero que te permitirá resaltar distintas tonalidades en luz blanca y ultravioleta.

Moho
Moho

El moho no solo arruina el sabor de la marihuana, sino que también puede causar problemas de salud. Respirar esporas de hongos puede provocar desde un mal sabor hasta una afección pulmonar.

La hierba mohosa refleja que el curado, secado y almacenamiento no se han realizado correctamente, ya que los hongos requieren niveles altos de humedad para sobrevivir y se presentan principalmente en flores frescas a las que no se les ha realizado un correcto secado.

2.5 Secado

La muestra no debe estar húmeda ni reseca. Podemos comprobar el punto óptimo de la flor si tras comprimir el cogollo ligeramente con los dedos éste recupera la esponjosidad.

Si la muestra está demasiado seca, al apretar, se deshará en polvo sin mucho esfuerzo. Si la muestra está demasiado húmeda mostrará un tacto esponjoso pero no crujirá y será complicada de moler en el grinder.

Cómo curar y secar marihuana
Secado y curado

2.6 Curado

Durante el curado las flores de marihuana terminan de definir sus aromas y los sabores se suavizan, provocando una mayor sensación gustativa.

Si el cogollo tiene un color verde pálido, tiene buen sabor y no pica en la garganta al fumar es señal de que se ha realizado un curado correcto a 60-65º% de humedad, lo mismo si se utilizan recipientes inapropiados.

Debemos observar si la combustión es lenta o rápida, quema todo el papel uniformemente y la presencia de aromas, sabores y olores desagradables o no deseados.

2.7 Color

En este apartado atenderemos al color de los pistilos, hojas, cogollo, tricomas, humo y ceniza.

2.7.1 Color de los pistilos

Las plantas más jóvenes tienen pistilos blancos, que adquieren tonos amarillos y anaranjados a medida que van madurando.

Los cogollos más viejos y menos frescos tendrán pistilos de color marrón oscuro. Si son naranjas y abundantes es probable que sea una planta sana y en su punto óptimo de maduración.

2.7.2 Color de las hojas

Si la flor de marihuana presenta hojas quemadas, amarillas, demasiado verdes, restos de plagas, pueden indicar déficit de atención o excesos durante el cultivo.

2.7.3 Color del cogollo

El color de un buen cogollo debe ser verde pálido, con variaciones dependiendo del fenotipo de la planta, en colores como el violeta, naranja, rosa o azul.

Sin embargo, las flores nunca debe presentar un color marrón, amarillo, rojo, blanco o tostado el cual podría provenir de restos de colorantes químicos o pesticidas.

2.7.4 Color de la ceniza

La ceniza de la marihuana de calidad es de color blanco, producto de una combustión pareja y completa, propia de un buen cultivo, curado y secado.

Si la ceniza es de color gris significa tiene un buen equilibrio entre materia vegetal y resina, pero mientras más blanca sea, tendrá mayor cantidad de resina que de materia vegetal.

Si la ceniza es negra puede ser síntoma de contener mucha materia vegetal y poca resina, que no hubo un buen lavado de raíces o que las flores aún están muy húmedas.

2.7.5 Color del humo

El humo debe ser denso, de color blanco o azulado y debe tardar en disiparse. El humo gris o negro nos indicará que se trata de una hierba con exceso de humedad, falta de nutrientes, o poco desarrollo de resina.

2.7.6 Color de los tricomas

Ya mencionado anteriormente, si los tricomas son de jun color lechoso transparente, esto que que se ha cortado la planta en su punto de mayor contenido psicoactivo

Por el contrario si el color es amarillento a ámbar significa que la cosecha pudo haber sido algo tardía y el efecto de consumirla será más narcótico, más pesado.

2.8 Manicura

Recortar la hierba significa eliminar las hojas de azúcar, esas pequeñas hojas que crecen por fuera y alrededor de las flores de marihuana.

El artículo continúa enseguida…

La presencia de hojas de azúcar no significa en ningún caso que la hierba sea de mala calidad, ya que también contienen tricomas y resinas, pero esto puede marcar una gran diferencia.

Cannabis manicurado
Cannabis manicurado

Los cogollos con un buen manicurado tienen un aspecto que destaca por si solo, como unas perlas vegetales de hermosa apariencia, un indicador casi universal de que las flores son de primera calidad.

En segundo lugar, el exceso de hojas de azúcar afectará al peso de la hierba, un cogollo sin apenas hojas es sinónimo de un buen trabajo realizado por un cultivador minucioso.

Por último, la presencia excesiva de de hojas de azúcar podría causar problemas durante el proceso de curado, acumulando pequeñas bolsas de humedad que crean un caldo de cultivo para patógenos y mohos, afectando severamente el sabor final de la hierba o incluso el tener que desecharla.

2.9 Molienda

En este paso molemos la hierba en un grinder de buena calidad para comprobar que la humedad es uniforme en todo el cogollo.

Si los cogollos se deshacen como polvo o se apelmazan esto es síntoma de que el curado no se ha realizado correctamente, en cambio si es una hierba de calidad, desplegara sus colores uniformemente y no mostrará indicios de exceso de clorofila que se manifiestan como un verde intenso en el interior de la flor.

2.10 Semillas

La presencia de semillas puede significar polinización de la planta debido a la falta de cuidado en el cultivo o una autopolinización debida por ejemplo a un estrés lumínico que provocó que la planta desarrollara sus instintos de autoconservación volviéndose hermáfrodita.

Artículos Recomendados:

Esto trae que como consecuencia una menor producción de resina, cannabinoides y terpenos, ya que la energía biológica será en su mayoría utilizada en el desarrollo de las semillas.

Por lo general un cogollo con semillas suele ser descartado, ya que su sabor puede ser muy desagradable e impedirá degustar el verdadero sabor de la muestra.

3. Aromas

El olor de la marihuana puede ayudarnos a identificar en primer lugar si las flores están en buenas condiciones y en una nariz entrenada, a inferir los efectos que puede provocar el consumir una cepa determinada.

El aroma es un factor que dependerá principalmente de la variedad, modo de cultivo, maduración de la cosecha, secado y curado.

Aromas de cannabis
Aromas de cannabis

Aprender el lenguaje olfativo asociado al cannabis requiere algo de entrenamiento, práctica y experiencia.

Los olores se almacenan como una entrada mental en el cerebro y con el tiempo puedes llegar a acumular una biblioteca de referencia de aromas ideales para la identificación en el cannabis.

Por último esto te permitirá apreciar los diferentes niveles y estados de las fragancias por separado separado a medida que forman un acorde que avanza a través de sus diferentes etapas de volatilidad.

3.1 Cannabinoides y terpenos

El THC, CBD y otros cannabinoides tienen un olor neutro, por lo tanto son los compuestos volátiles aromáticos asociados a los terpenos los que le dan al cannabis sus características fragantes.

Los terpenos modifican los efectos de los cannabinoides en formas que solo ahora están siendo estudiadas por la ciencia en lo que se conoce como “efecto sequito”.

Tetrahydrocannabinol (THC)
Tetrahydrocannabinol (THC)

Cuando las moléculas volátiles del olor se evaporan de una flor y se inhalan por la nariz, éstas son detectadas por las neuronas olfativas que luego transmiten el mensaje al cerebro interpretado como un olor. En el caso del cannabis, estas moléculas son en su mayoría terpenos y fenoles.

Los terpenos son compuestos aromáticos volátiles, es decir que cuando se exponen al aire, se evaporan en un proceso que percibimos como olor y cuya intensidad es lo primero que apreciamos.

3.2 Aromas paso a paso

Primero huele la flor sin romperla para tener una idea de los olores que generan los cogollos sin manipularlos.

Acerca el cogollo a tus fosas nasales, incluso tocándolas suavemente y aspira primero en profundidad y de forma sostenida, luego en aspiraciones corta y repetidas para captar los diferentes matices.

A continuación aprieta el cogollo suavemente hasta escuchar ligeros crujidos y así liberar sus aromas atrapados en el interior. Repite el proceso anterior.

Se suele decir que dependiendo de la zona en que se perciba el aroma podremos inferir si la variedad tiene rasgos de índica o sativa.

Mientras que la indicas se percibirían en la punta de la nariz, el olor de las variedades sativas se apreciarían mejor en la parte alta de las fosas nasales. Ahora, como regla general, cuanto más olor, mayor calidad.

Luego se muele el cogollo en un grinder adecuado para liberar todos los aromas contenidos en su interior y se evalúan sus diferentes niveles y matices.

Mecha de cañamo
Mecha de cañamo

Por último se enciende la muestra para detectar que olores despliega durante las primeras caladas, evitando utilizar encendedores de butano que contaminen el ambiente y prefiriendo en cambio mechas de cañamo naturales como la mejor alternativa.

3.3 Relaciones de aromas y sus causas

El olor de las flores de marihuana debe ser un aroma fresco sin matices ocres, fúngicos, terrosos o metálicos, los cuales podría ser indicios de defectos de cultivo o manipulación posterior.

3.3.1 Aromas terrosos o mohosos

Podría indicar un secado y almacenamiento en un lugar con humedad relativa superior al 65%.

3.3.2 Aromas lignícolas

Son aromas a paja nos indican que la planta podría no haberse desarrollado completamente y la cantidad y/o calidad de cannabinoides y terpenos es deficiente.

3.3.3 Aromas clorofílicos

La presencia de aromas a clorofila nos indica que la hierba no ha sido secada o curada correctamente.

3.3.4 Aromas metálicos

Los aromas metálicos suelen provenir de excesos de abono durante el cultivo.

3.4 Aromas superiores

Las primeras impresiones de olor en las flores de cannabis se conocen como aromas superiores y están formados por algunos de los terpenos más volátiles.

Estos terpenos se evaporan y se dispersan rápidamente, por lo que se requiere de un olfato entrenado para identificar las notas individuales que componen esta impresión inicial.

3.4.1 Limoneno

Es el terpeno principal responsable del olor a cítricos en la marihuana. El limoneno es extremadamente volátil y aparece en muchas variedades como toques de limón o naranja, lima o pomelo, incluso al punto de ser astringente en el paladar y provocar un hormigueo en la nariz.

3.4.2 Geraniol

Este terpeno es el que da olor a los geranios y además es un componente de la fragancia de rosas, se trata de un aroma que se evapora rápidamente y luego se mezcla con otros aromas para formar una primera impresión de aromas superiores.

3.4.3 Linalool

Es el terpeno que le da a la lavanda su olor distintivo y también uno de los que habitualmente contribuye a las primeras impresiones florales del cannabis.

3.5 Aromas medios

Los terpenos que forman las notas medias se evaporan un poco más lentamente que los aromas superiores. Esto les permite una vida más extensa en el aire y que se puedan percibir durante más tiempo.

Las notas medias se combinan para formar el acorde de aromas predominante que permanece en los nervios olfativos después de que los aromas superiores han dejado su primera impresión.

3.5.1 α-Terpineol

Este terpeno es el que le da al aceite de pino su olor característico, como aroma medio, permanecerá más tiempo en el aire y luego pasará a formar el cuerpo principal de la fragancia general.

3.5.2 β-Cariofileno

Es el terpeno que le da a la pimienta su olor especiado y que es en parte responsable de las sensaciones de hormigueo sinusal que provocan algunas algunas cepas de marihuana.

3.5.3 α-Terpineno

Es un terpeno que otorga agradables notas terrosas y herbáceas desarrolladas en el cannabis.

3.6 Aromas de fondo y retro-aromas

Los aromas de fondo se generan a partir de notas que se evaporan más lentamente y permanecen más tiempo en las fosas nasales.

Son las fragancias en tu labio superior y los aromas que siguen en tus dedos incluso horas después de entrar en contacto con cualquier hierba.

Durante gran parte del período de curado, los aromas de fondo serán los olores predominantes provenientes del frasco de almacenamiento.

3.6.1 Eugenol

Es un terpeno de larga duración responsable del aroma del clavo en las flores de cannabis. Una vez que la astringencia del eugenol se dispersa, este olor puede durar muchos días antes de evaporarse por completo.

3.6.2 Gingerol

El gingerol es uno de los fenoles que le da al jengibre su aroma dulce y picante. Se evapora lentamente y puede llegar a ser apreciable por mucho tiempo, incluso por varios días antes de desaparecer por completo.

3.6.3 Trans-nerolidol

Este es el terpeno que le da al jazmín su aroma floral matizado con notas de rosa, manzana y cítricos afrutados que puede durar tanto tiempo que se utiliza para perfumar sutilmente la ropa almacenada.

4. Sabores y sensación en boca

En la opinión de muchos expertos, la forma más efectiva de catar marihuana es fumándola en un cigarrillo o porro.

Fumar la hierba te permitirá identificar los rasgos particulares de cada flor, precisar si se utilizaron demasiados nutrientes, pesticidas, químicos o si se dejó madurar demasiado.

Lo ideal es forjar sólo con el papel necesario y eliminar los sobrantes, minimizando su influencia en el sabor e iniciar la combustión a partir de una mecha de cáñamo, evitando los mecheros de gas butano que podrían contaminar severamente la experiencia general.

Rueda de aromas y sabores del cannabis
Rueda de aromas y sabores del cannabis

4.1 Condicionantes de sabor

Para poder realizar una cata de marihuana adecuada es muy importante tener la boca limpia de cualquier sabor o retrogusto que pueda “contaminar” la degustación.

Algunos catadores recomiendan beber agua fría para mantenerte hidratado y hacer gárgaras con ella para limpiar tus papilas gustativas.

No se deben utilizar perfumes, colonias, jabones aromáticos y/o cualquier tipo de sustancia que pueda desprender aromas.

Por último, el cogollo se debe moler utilizando un grinder limpio, NUNCA con las manos para no contaminar la muestra.

4.2 Tipos de sabores

Una característica general de la marihuana de calidad es que no pierde sabor a lo largo de la combustión e incluso es posible que desarrolle nuevos matices a medida que avanzas en la fumada.

4.2.1 Sabores primarios

Son los sabores que se perciben más fácilmente, inmediatamente en cuando el humo entra en la boca.

4.2.2 Sabores secundarios

Los sabores secundarios son los que se perciben cuando se está expulsando el humo por la nariz y por la boca.

4.2.3 Retrogusto

El retrogusto son los sabores que permanecen cuando el humo ya ha salido por completo de nuestro cuerpo.

4.3 Cata de sabor en seco

En esta fase daremos unas caladas a la muestra sin encenderla, profundas y pausadas,  cortas y repetidas hasta poder apreciar los diferentes matices de sabor de las flores.

Si al fumar en seco lo que percibes son sabores naturales, significa que la marihuana tuvo una buena siembra y una buena cosecha, un secado y curado adecuados.

Si por el contrario, después de fumar en seco tus papilas gustativas detectan sabores químicos, minerales o similares al alquitrán, esto indicaría que la hierba fue cultivada con demasiados nutrientes o sus raíces no se lavaron de forma adecuada.

4.4 Paladar en combustión

Una vez encendidas las flores, debemos comprobar la calidad de la muestra a partir de dos degustaciones sucesivas, pero con distintos objetivos.

En la primera degustación fumar dos o tres caladas cortas y suaves manteniendo el humo en la boca durante 3-4 segundos para asentar los sabores en la lengua y el paladar, para luego exhalar sin tragar para captar los sabores principales, sin detenerse en los matices.

Uso de la mecha de cañamo
Combustión de cannabis

En la siguiente degustación, fumar una o dos caladas más profundas y aspirar tragando el humo para exhalarlo inmediatamente con fuerza por boca y nariz y así detectar los matices secundarios.

Además, en el transcurso de ambas degustaciones podremos evaluar las características asociadas a las sensaciones en boca producidas al fumar.

¿Es suave en el paladar y la garganta al inhalar y exhalar? ¿El humo es suave o quema? ¿Se pueden realizar caladas profundas sin toser o debes realizar varias caladas pequeñas?

Tras este proceso se realizará una segunda cata de iguales características pero esta vez centrándonos en los matices finales y retrogustos, completando así la cata de sabor habiendo trazado un mapa de los sabores primarios y secundarios de la muestra.

Una hierba de calidad no pierde sabor conforme avanza la combustión, si no que incluso va adquiriendo nuevos matices.

4.5 Final y retrogusto

Por definición, el retrogusto luego es la persistencia de una sensación de sabor tras haber pasado por la boca y estar fuera de contacto de las papilas gustativas.

La duración de los sabores es un punto muy importante en la cata de marihuana, estos deben perdurar en el paladar e incluso intensificarse con el avance de la fumada.

Si la calidad delas flores no es optimas es posible a mitad de la degustación ya no tenga sabor o incluso es posible que comience a mostrar un sabor a hierba seca.

5. Potencia y efectos

La potencia y los efectos de la marihuana no son universales o replicables y dependen completamente de las preferencias personales, la subjetividad y la biología individual expresada a través del sistema endocannabinoide del cuerpo humano, específicamente los receptores cannabinoides CB1 y CB2.

Lo que hace bien a una persona podría bloquear a otra o viceversa, por lo tanto aún es un tema complejo y en pleno desarrollo de estudios científicos.

Receptores cannabinoides CB1 y CB2
Receptores cannabinoides CB1 y CB2

Para distinguir la potencia y los efectos se considera básicamente el tipo de subidón que produce en quien realiza la cata.

El efecto es la prueba de manejo. Debes atender a cómo te afecta la hierba, si te vuelve conversador o somnoliento, si relaja los músculos o te incorpora.

Existen variedades de marihuana que generan subidones muy lúcidos, independientemente de cuánto fumes.

Existen otras cepas producen efectos más eufóricos, otras con efectos más corporales, algunas relajan el cuerpo mientras que otras provocan hambre y sueño muy rápidamente.

5.1 Tipo de efectos en la cata de marihuana

Es decir, si es más corporal o cerebral, relajante o estimulante, creativo o contemplativo definido en características como psicodélico, nootrópico (potenciador cognitivo), narcótico, motivador, lánguido, etc.

5.2 Duración de los efectos

La duración de los efectos del consumo de marihuana puede variar de entre unos 15 a 30 minutos hasta 6 o 7 horas.

Es también interesante notar la velocidad de los efectos, el tiempo que éstos tardan en aparecer desde que fumamos la muestra y también el tipo de bajada, que puede ser más o menos rápida, relajante o abrupta.

Artículos Recomendados:

Por lo general las preguntas que se busca responder son:

  • ¿Cuánto tiempo dura el efecto inicial y cuánto tiempo se tarda en alcanzar su expresión máxima? ¿El ataque es directo a la cabeza o se desarrolla suavemente a través del cuerpo?
  • ¿Cuánta es la cantidad de hierba que se necesita para obtener el efecto completo?
  • ¿Qué efectos secundarios desarrolla con el tiempo? ¿Se reincorpora completamente o produce somnolencia?

5.3 Tolerancia

Otro aspecto destacado en cuanto a la cata de la marihuana es lo que se conoce como la tolerancia, es decir, como se habitúa nuestro organismo al consumo de ciertas variedades de manera de tener la capacidad de seguir obteniendo la misma sensación inicial.

Con una hierba que posea un nivel de tolerancia alto, para obtener los mismos efectos iniciales, al cabo de un tiempo tendremos que consumir mucha más cantidad para conseguirlo.

Por el contrario, una marihuana con bajo nivel de tolerancia, nos coloca siempre más o menos de la misma manera, aunque con algunas cepas, existe un límite en la cantidad que puedes usar antes de que los efectos dejen de ser pronunciados.

De manera similar, algunas cepas disminuirán su efectividad con el tiempo cuando se usan a diario, mientras que otras parecerán tener los mismos efectos sin importar cuántas veces se usen.

5.4 Techo o cumbre

Es la cantidad de cannabis que podemos consumir hasta que alcanzar su máximo efecto. Se cree normalmente, las variedades sativas tienen un techo mucho más alto que las variedades indicas.

5.5 Efectos medicinales

Cuando se usa cannabis con fines terapéuticos, el consumidor debe ser muy honesto consigo mismo y prestar mucha atención a como reacciona su cuerpo.

Cannabis medicinal
Cannabis medicinal

En caso de sufrir alguna dolencia, ya sea física o mental, debemos prestar atención a cómo influye el consumo en nuestro estado, si lo acentúa o lo apacigua.

Lo recomendable aquí es consultar a un especialista en medicina cannábica y consumir variedades con perfiles seleccionados en función de la afección específica que se busca tratar.

Guía rápida para clasificar marihuana

Las flores de marihuana se pueden clasificar en varios rangos de calidad, en parámetros que van desde la viscosidad, el perfil de terpenos, sabor y textura.

Para simplificar las cosas, hemos limitado las posibilidades a tres categorías básicas, marihuana de calidad baja, media y superior.

1. Marihuana de baja calidad

La marihuana de baja calidad tiene un aspecto lamentable, principalmente porque ha recorrido largas distancias almacenada y presionada en pequeños paquetes.

Los productores de este nivel no suelen cultivar pensando en la calidad del producto, sino que tienen propósitos puramente económicos, por lo que suelen ser productos del mercado negro.

Por supuesto, es muy frecuente que cultivadores novatos cometan errores de aprendizaje durante sus primeros cultivos que los lleven a terminar su proceso con este tipo de cogollos de baja calidad.

Entre los principales signos de una marihuana de calidad baja encontramos:

1.1 Apariencia

Es menos colorida que la hierba de mejor calidad, suele ser oscura y con tonos bastante marrones.

1.2 Tacto

Es liviana, escamosa y cuando la tocas la falta de adherencia indica que no hay mucha cantidad de tricomas.

1.3 Aroma

La falta de terpenos, junto con su posible degradación, da como resultado una clara falta de aromas, además de humedad y moho.

1.4 Sabor

Estos cogollos son demasiado fuertes para la garganta, provocan tos y tienen un sabor amargo y terroso.

1.5 Efectos

Es muy probable es que contengan bajos niveles de THC, o que este se haya degradado en CBN.

2. Marihuana de mediana calidad

En esta categoría están principalmente los cogollos producidos por cultivadores caseros con algo de experiencia y se distinguen porque presentan un mejor color, olores medianamente intensos y sabores evidentes.

Artículos Recomendados:

La mayoría de los cultivadores se preocupan por respetar la fertilización, el horario de riego y las variables ambientales como para producir marihuana de esta calidad.

El factor diferenciador aquí es un grado de dedicación y esfuerzo que tal vez solo sería posible para un cultivador profesional.

Entre los principales signos de una marihuana de mediana calidad encontramos:

2.1 Aspecto

Presenta tonos verdes más claros, una capa brillante de tricomas, un aspecto bulboso y saludable, pistilos naranjas que sobresalen, con tal vez un exceso de hojas de azúcar.

2.2 Tacto

Las flores son compacta y pegajosas, volviendo a su estado original después de apretarlas.

2.3 Aroma

El aroma es agradable y fuerte, pero no abrumador.

2.4 Sabor

Deberías poder apreciar los terpenos dominantes en cada calada.

2.5 Efectos

Al tener niveles más altos de tricomas y cannabinoides, su efecto es bastante más evidente.

3. Marihuana de calidad superior

La marihuana de calidad superior tiene muchos nombres, pero todos ellos describen su intenso sabor y sus magníficos efectos.

Es difícil encontrar este tipo de hierba fuera de las grandes ciudades y zonas de cultivo ya que por lo general son productos de granjas profesionales y criadores expertos.

Este tipo de cogollos se parecen a los que vemos en los frascos de los dispensarios de buena reputación y los mejores coffeeshops del mundo.

Si estás buscando la mejor marihuana de alta calidad esto es lo que deberías buscar y obtener:

3.1 Apariencia

Son cogollos perfectamente manicurados, coloridos, con pistilos de color naranja intenso y una escarchada capa de tricomas.

3.2 Tacto

Se trata de cogollos grandes, increíblemente pegajosos y con un nivel perfecto de humedad.

3.3 Aroma

Cuentan con un perfil de terpenos complejo e intenso, se recomienda cerrar las ventanas cuando los fumes.

3.4 Sabor

El perfil de terpenos es tan sabroso y perfectamente conservado, que estimula activamente las papilas gustativas.

3.5 Efectos

Los perfiles de cannabinoides cuidadosamente concebidos proporcionan desde potentes efectos psicoactivos del THC hasta profundas sensaciones cerebrales propias del CBD.

Bibliografía y referencias

Cómo catar marihuana I y II – House of Weed
Cata de marihuana. La guía definitiva paso a paso – Cannorum
How to Taste the Nuances of Marijuana Like a Pro – Valley Advocate
A Simple Guide To Marijuana Tasting – The Fresh Toast
Interpening Course – Trichome Institute
The Ultimate Guide To Cannabis Aroma And Quality Appreciation – Royal Queen Seeds
¿Como catar Cannabis? – 4:20 Genetics
¿Cómo catar marihuana? – Semillas de Marihuana

 

Comentar el Artículo