Por Jeremiah Wilhelm

A veces, cuando llegas al fondo de tu frasco de almacenamiento, es probable que alguna vez hayas notado que tus cogollos se han secado gradualmente, pero evitar la sequedad y mantener el cannabis en el nivel de humedad ideal tiene algunos beneficios:

  • El humo / vapor es más apetecible y un poco más fresco
  • El cannabis molido es más fácil de manipular y enrollar en porros
  • Mejor sabor y potencia conservados

Naturalmente, la mejor manera de evitar que el cannabis se seque es cuidarlo en primer lugar, así que repasemos algunas de las mejores técnicas preventivas para mantener el cannabis fresco durante más tiempo.

Cómo prevenir que se tus cogollos se sequen

Con estas dos sencillas precauciones, puedes prolongar significativamente la vida útil de tu cannabis.

1. Almacenamiento hermético y lejos de la luz

Los rayos UV y el oxígeno son los principales enemigos del cannabis fresco. Claro, la luz del sol y el oxígeno eran los mejores amigos de tu planta antes de que desprendiera las flores del tallo, pero una vez que el cannabis se seca, se cura y se empaqueta, debes limitar su exposición a los elementos tanto como sea posible.

Artículos Recomendados:

Para las personas que compran cannabis a granel es prudente dividir el cannabis en porciones para mantener cada paquete con la máxima frescura en lugar de abrir el mismo frasco cada vez, exponiendo los cogollos frescos a la implacable composición del ambiente.

2. Frascos de vidrio por sobre bolsas de plástico

Una caja de frascos pequeños y herméticos es hoy en día bastante económica y el almacenamiento en vidrio hace una gran diferencia cuando se trata de mantener el cannabis fresco.

Los frascos no deben ser nada más elegantes que un tarro de albañil, pero obviamente podrás encontrar algunos contenedores bastante sofisticados en donde guardar tu cosecha.

Una bolsa de plástico funcionará en caso de apuro o si es que no tienes nada más, entonces sólo asegúrate de eliminar la mayor cantidad de aire posible antes de sellar.

Ahora bien, estas sencillas técnicas te ayudarán a mantener tus cogollos frescos por más tiempo, pero ¿Qué pasa si ya obtienes una bolsa de hierba seca o te encuentras un cogollo olvidado y viejo?

Cómo rehidratar cogollos secos

Rehidratar cannabis es un proceso delicado que requiere paciencia, pero no mucho más. A continuación, te mostramos algunos métodos comunes recopilados de los aficionados en la web.

1. Método de agua destilada

El agua destilada no es tan diferente de otras aguas, pero a diferencia del agua de grifo, se ha evaporado y vuelto a recoger para eliminar las impurezas, es decir, es un agua químicamente pura.

Ya sea que su cannabis venga en un frasco, una bolsa Ziploc o un pote de medicina, este método funciona de la misma manera en todos los casos.

Busca un recipiente con una tapa que sea lo suficientemente grande para que quepa en tu frasco o bolsa de cannabis con un poco de espacio para una toalla de papel doblada.

El artículo continúa enseguida…

Humedece una toalla de papel nueva con suficiente agua destilada. No mojes demasiado, sólo hasta un 70% porque el exceso de humedad podría provocar moho.

Luego coloca luego tu recipiente de cannabis abierto y la toalla de papel en su recipiente designado y sella todo durante 2 a 12 horas.

Este proceso debería mejorar ligeramente la humedad relativa de tu cannabis. Si bien esta no es una solución milagrosa para los cogollos secos, al menos debería ayudar.

2. Método de la cáscara de frutas

Una cáscara de fruta puede ser una buena manera rehidratar tu cannabis mientras infusionas suavemente tus flores secas con un ligero matiz frutal debido a que estas aun contienen muchos de sus aceites esenciales.

Las cáscaras funcionan bien para rehidratar el cannabis porque son naturales y húmedas, sin estar mojadas.

Nuevamente se trata de soluciones temporales. No debes utilizar cáscaras de frutas como una solución de humidificación a largo plazo.  Utiliza la cáscara durante 1 a 3 días máximo antes de desecharla o compostarla.

Asegúrate de mantener espacio entre la cáscara de la fruta y su cogollo por ejemplo almacenando tu cannabis en una bolsa de sándwich perforada dentro de otra bolsa de sándwich.

3. Paquetes de control de humedad Bóveda

El sobre Boveda es un paquete de humedad desechable y autorregulado que ayuda a mantener la humedad relativa del ambiente.

Idealmente, el cannabis se debe almacenar a una humedad relativa del 55-62% y Bóveda ha diseñado un paquete de humedad específicamente desarrollado para ello.

El sobre Bóveda 62% RH es un paquete pequeño y rectangular blando al tacto y cuyo recubrimiento exterior permite que la humedad transite libremente, humedeciendo el contenido de una bolsa o frasco con el tiempo.

La vida útil del sobre Bóveda dependerá de la humedad actual de los materiales de partida y de la cantidad de cannabis que necesita rehidratación.

Cuando el sobre se haya gastado, el paquete perderá su textura acolchada y se endurecerá, pero puede reemplazarlos por otro nuevamente según sea necesario.

4. Humidificadores de cannabis

Un humidor o humidificador de cannabis ofrece la mejor solución a largo plazo para controlar la humedad del cannabis

Artículos Recomendados:

Un humidificador suele ser una caja revestida de cedro que contiene un higrómetro para controlar la humedad relativa y algunos de ellos, como el Cannador, cuentan con un sistema de monitoreo de humedad bluetooth de alta tecnología.

Si bien un higrómetro analógico calibrado funciona muy bien para la mayoría de las personas, tener un monitor discreto para la humedad relativa de tu cannabis directamente en tu teléfono es una ventaja verdaderamente moderna.

Los humidificadores mantienen la humedad de dos formas diferentes. Los humidificadores de agua destilada y esponja funcionan bien, pero esto requiere un poco de control para mantener la humedad en el nivel perfecto.

Otros utilizan mezclas de propilenglicol se regularan una cierta humedad específica, así que debes asegurarte de elegir una solución que tenga una HR inferior al 65%.

La solución PG para humidificadores de puros generalmente comienza con una humedad relativa del 70%, así que debes tener cuidado y elegir la botella correcta.

 

Comentar el Artículo