Los micólogos de Fungilab Estudios Ambientales, Pablo Sandoval y Adriana Calle, describieron el primer hongo bioluminiscente de Chile, una nueva especie identificada recientemente en los bosques australes del país que se suma a la amplia biodiversidad del sur.

Este saprófito, que se encuentra en las zonas boscosas entre Los Ríos y Aysén, fue llamado Mycena luxaustralis y se anunció esta semana, aunque su estudio completo todavía está en proceso de publicación.

La Fundación Chilco, que compartió el hallazgo en sus redes sociales, explicó que el nombre de este nuevo hongo significa “luz del sur”, haciendo referencia a la luz que emite y al lugar donde fue descubierto.

En el estudio por publicar, también participaron micólogos internacionales, como Matthew Smith y Benjamin Lemmond de la Universidad de Florida, y Nicolas Niveiro del Instituto de Botánica del Nordeste en Argentina.

DESTACADO:  Los mejores estudios científicos sobre el cannabis publicados en 2020

Este nuevo hongo pertenece al grupo “Mycena”, que contempla unas 600 especies en todo el mundo,siendo el Mycena luxaustralis, el primero bioluminiscente encontrado en Chile.

El primer hongo bioluminiscente descrito en Chile

Los hongos bioluminiscentes todavía son especies poco comprendidas por la ciencia y se desconoce su función ecológica, pero los expertos teorizan que esta condición podría tener que ver con la dispersión de esporas.

De acuerdo con el portal Ladera Sur, la bioluminiscencia “es el proceso por el cual los organismos producen luz, en que básicamente transforman energía química en energía lumínica“.

DESTACADO:  Estudio científico revela que el origen del cannabis se sitúa al noroeste de China hace 12.000 años

Los organismos bioluminiscentes en cuestión, cuentan con una proteína llamada “luciferina” que interactúa con otras proteínas llamadas “luciferasas”. Las luciferasas provocan que las luciferinas se oxiden desencadenando una reacción lumínica, que además produce agua.

El hongo concretamente fue encontrado en la Reserva Vodudahue, en la comuna de Hualaihué, Los Lagos, y su descubrimiento fue parte de un proyecto científico y educativo liderado por la Fundación Chilco.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Chilco (@fundacionchilco)

Recomendamos

Escribe un Comentario