Por Taylor Engle

Con seguridad ya debes haber oído hablar del THC y probablemente también del CBD, a estas alturas, dos de los cannabinoides más importantes y estudiados presentes en las plantas de cannabis, pero es posible que aún no hayas escuchado sobre sobre el último de los cannabinoides que ha revolucionado la industria: el cannabigerol (CBG).

¿Qué es el cannabigerol (CBG)?

En pocas palabras, el CBG es algo así como «la madre de todos los cannabinoides» ya que es el primer cannabinoide que se forma en la planta de marihuana, para luego actuar como precursor químico de otros cannabinoides, descomponiéndose por ejemplo en THCA (que luego se descompone en THC) y CBDA (que luego se descompone en CBD).

El CBG no tiene propiedades psicoactivas y fue descubierto en 1964 por Yehiel Gaoni y Raphael Mechoulam, el mismo año que descubrieron el THC, pero recién hoy en día finalmente está comenzando a atraer una atención más amplia.

La investigación sobre CBG revela que este cannabinoide puede contener propiedades capaces de combatir a las bacterias resistentes a los antibióticos y los virus, algo que podría ser revolucionario para la industria médica.

Otra área de interés importante acerca del CBG son sus propiedades antiinflamatorias, que podrían ayudar a aliviar el sufrimiento de muchas afecciones dolorosas diferentes.

¿Cómo interactúa CBG con el cuerpo?

Al igual que el CBD, el CBG no es psicoactivo, lo que significa que consumirlo no te proporcionará los efectos embriagadores que obtienes al consumir THC.

El CBG se encuentra de forma natural tanto en el cannabis como en el cáñamo, aunque es más probable que el CBG esté presente en cepas de marihuana con bajas cantidades de THC y altas cantidades de CBD .

Dicho esto, el CBG se abre paso a través de nuestro cuerpo tal como cabría esperar, es decir, a través del sistema endocannabinoide.

Al igual que el THC, el CBG se une a los receptores CB1 y CB2 del cuerpo , que se encuentran respectivamente en el sistema nervioso, el cerebro, el sistema inmunológico y otras áreas.

Los investigadores creen que al unirse a estos receptores, el CBG fortalece las funciones de los neurotransmisores, que pueden mejorar el estado de ánimo, regular el apetito y tal vez incluso aliviar los síntomas del insomnio.

Posibles beneficios de CBG

Al igual que otros cannabinoides conocidos, el CBG parece tener una variedad de beneficios potenciales capaces de beneficiar a quienes lo consumen.

Aunque una vez más, se necesitan más investigaciones sobre el CBG para determinar cómo interactúa con el cuerpo y el tipo de beneficios que se puede obtener.

Dicho esto, a continuación te detallamos algunos beneficios potenciales reconocidos de CBG, según la investigación actual:

1. Salud mental

Si bien la investigación aún es bastante limitada, algunos estudios recientes muestran que el CBG puede ayudar a mejorar la salud mental de quienes lo consumen.

Los investigadores creen que esto se debe a la supuesta capacidad del CBG para prevenir la captación de serotonina y el ácido gamma-aminobutírico (GABA) en el cerebro, lo que puede aliviar los síntomas de la depresión.

2. Estimulante del apetito

Si bien muchos consumidores creen que el CBD actúa para suprimir el apetito, el CBG parece imitar al THC al tener el efecto opuesto en el cuerpo.

Un estudio de 2016 realizado en ratas encontró que el cannabinoide parece estimular el apetito, algo que sería particularmente beneficioso para cualquier persona que padezca un trastorno alimentario, cáncer o cualquier otra enfermedad o aflicción que tenga un efecto negativo sobre el hambre.

3. Propiedades antibacterianas

Como muchos otros cannabinoides, el CBG puede contener propiedades que le permitirían funcionar como una solución alternativa o complementaria a los antibióticos.

Un estudio de 2020 reveló que este cannabinoide contiene propiedades antibacterianas, trabajando especialmente duro contra cepas resistentes a los antibióticos como la Staphylococcus aureus (MRSA), una bacteria que puede causar infecciones por estafilococos.

Si bien aún es necesario realizar investigaciones sobre cómo se puede incorporar exactamente el cannabinoide al mundo de los antibacterianos, hasta ahora es muy prometedor.

4. Aliviar los síntomas del síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable es una afección que causa dolor e inflamación crónicos en el intestino, que afecta a entre 25 y 45 millones de personas en todo Estados Unidos, pero aun no tiene cura.

Si bien hay tratamientos disponibles para aliviar los síntomas de la enfermedad, estos han demostrado no ser efectivos para todos los pacientes.

Sin embargo, un estudio de 2013 en ratones de laboratorio encontró que el CBG es capaz de reducir la inflamación, similar a otros cannabinoides como el CBD o el THC.

El estudio también reveló que CBG parece reducir la formación de especies reactivas de oxígeno (ROS) en los intestinos, lo que podría convertirlo en un fuerte competidor para un medicamento anti-IBS.

5. Aliviar los síntomas del glaucoma

El cannabis en general ya es bien conocido por su potencial para tratar los síntomas del glaucoma y resulta que su verdadero potencial radicaría en el CBG.

Ya en 2008, se realizaron investigaciones para determinar qué cannabinoides son los más efectivos en la lucha contra el glaucoma y ​​el CBG ocupaba un lugar destacado en la lista debido a su supuesta capacidad para liberar presión intraocular.

6. Tratar disfunciones a la vejiga

El CBG también puede ayudar a tratar las disfunciones de la vejiga. Un estudio de 2015 concluyó que de todos los cannabinoides probados, el CBG parecía ser el más prometedor en el tratamiento de este tipo de disfunciones.

7. Tratar los síntomas de la enfermedad de Huntington

La enfermedad de Huntington es una afección hereditaria poco común que generalmente comienza entre los 30 y los 40 años.

La enfermedad descompone las células nerviosas del cerebro, lo que da como resultado una degeneración neurológica severa, provocando la muerte entre los 15 y 20 años posteriores al diagnóstico.

Actualmente no existe cura para la enfermedad de Huntington, ni ningún tratamiento reconocido para evitar que las condiciones empeoren.

Sin embargo, un estudio de 2015 realizado en ratones concluyó que el CBG puede contener propiedades neuroprotectoras que ayudarían a aliviar los síntomas de Huntington y tal vez incluso otras enfermedades neurológicas.

8. Inhibir el crecimiento de células cancerosas

Uno de los hallazgos más interesantes del cannabinoide es su posible capacidad para frenar el desarrollo del cáncer.

Un estudio de 2014 analizó el cáncer de colon en ratas y descubrió que el CBG puede reducir el crecimiento de células cancerosas y otros tumores.

El cannabis ya ha tenido un efecto impactante entre los que padecen cáncer y esto solo se suma a sus capacidades potenciales.

¿Dónde puede encontrar CBG?

Ahora que sabes lo beneficioso que puede llegar a ser el CBG, es posible que estés ansioso por probar este cannabinoide por ti mismo.

Una búsqueda rápida en línea revelará una gran cantidad de productos diferentes, pero al igual que con los productos a base de CBD, siempre es recomendable realizar investigación adicional sobre como adquirir productos de calidad.

¿Siempre puedes confiar en las reseñas en línea? Lamentablemente no.

Reddit puede se buen lugar para encontrar revisiones honestas, pero la regla general es la misma, los mejores fabricantes siempre serán transparentes sobre todos sus procesos y análisis de laboratorio.

Artículos Patrocinados
 

Comentar el Artículo