La anandamida (araquidonoiletanolamida o AEA) es una molécula de señalización neuronal endógena que actúa como un neurotransmisor en el cerebro y que juega un papel importante en la regulación del estado de ánimo, el dolor y el apetito.

La anandamida fue aislada y descubierta por primera vez en 1992 en la Universidad de Jerusalem por el equipo liderado por el científico israelí Raphael Mechoulam, compuesto por el químico checo Lumir Ondřej Hanuš y el farmacéutico estadounidense William Anthony

La molécula fue nombrada a partir de la palabra sánscrita «ananda», que significa «felicidad» o «alegría interior», en reconocimiento a sus efectos en la regulación del estado de ánimo.

Contenido

¿Qué es la anandamida y cómo funciona?

La anandamida es un compuesto orgánico que clasifica como un endocannabinoide, el primero en ser descubierto, una molécula producida naturalmente en nuestro organismo que interactúa con los mismos receptores del cerebro (CB1 y CB2) con los que interactúan los compuestos activos de la marihuana (fitocannabinoides), como el THC.

La anandamida es una molécula compuesta por átomos de oxígeno, hidrógeno, nitrógeno y carbono, con la fórmula molecular C22H37NO2, una masa molar de 347,53 g/mol y un punto de ebullición de 522,3°C.

Sistema endocannabinoide
Sistema endocannabinoide

Esta relación entre la anandamida y los receptores CB1 en el sistema nervioso central y los receptores del tipo CB2 en el sistema nervioso periférico estarían a su vez relacionados con la neurotransmisión de dopamina, serotonina, GABA y glutamato, lo cual explicaría sus efectos sobre el estado de ánimo.

La anandamida se sintetiza en el cerebro, básicamente en las mismas zonas que están asociadas con la memoria, el aprendizaje, la motivación, el control del movimiento y la regulación del dolor.

De esta forma la anandamida intervendría en la regulación del apetito y en los sentimientos de recompensa y placer, encontrándose frecuentemente vinculada al hipocampo, favoreciendo la creación de nuevas conexiones cerebrales.

¿Cómo se produce la andamida?

La anandamida se produce naturalmente en el cuerpo a partir de la degradación de la fosfatidilcolina, es un fosfolípido que forma parte estructural de membranas celulares de nuestro cuerpo.

También se ha encontrado que la anandamida se produce en el cerebro y otras regiones del cuerpo en respuesta a ciertos estímulos físicos o emocionales, como el ejercicio y el estrés.

DESTACADO:  Cómo secar y curar cogollos de marihuana correctamente, todo lo que necesitas saber

Para sintetizar anandamida, se necesita otra molécula precursora llamada N-arachidonoyl phosphatidylethanolamine (NAPE), que en sí misma está formada por la unión de ácido araquidónico y una amina libre a través de la acción de la enzima N-aciltransferasa.

Molécula de anandamida
Molécula de anandamida

Esta es la razón de porque las variaciones en el consumo dietético de ácido araquidónico pueden alterar los niveles de anandamida presentes en el cerebro.

La molécula de anandamida está formada por un solo par de nitrógeno-hidrógeno y una cola de hidrocarburo, una molécula hidrofóbica pero lipofílica, lo que significa que es soluble en grasa pero no en agua.

Debido a su vida media comparativamente corta y a su alta solubilidad en grasa, la anandamida se considera una molécula «frágil» y sus efectos son de corta duración, a diferencia del THC, que puede permanecer en los tejidos grasos durante varias semanas.

Pero también existen fuentes naturales de anandamida presentes por ejemplo en el cacao fermentado (chocolate), las trufas negras y los erizos de mar.

Beneficios de la anandamida

Uno de los beneficios más notables de la anandamida es su capacidad para aliviar el dolor.  Los estudios han demostrado que la anandamida actúa como un analgésico natural al unirse a los mismos receptores en el cerebro que los opiáceos, como la morfina.

Además, se ha demostrado que la anandamida tiene efectos antiinflamatorios y neuroprotectores, lo que significa que puede ayudar a prevenir o tratar enfermedades inflamatorias y neurodegenerativas, como la enfermedad de Alzheimer.

Otro beneficio importante de la anandamida es su capacidad para mejorar el estado de ánimo y reducir la ansiedad y la depresión.

La anandamida actúa como un neurotransmisor en el cerebro, lo que significa que ayuda a transmitir señales entre las células nerviosas.

Se ha encontrado que los niveles bajos de anandamida se correlacionan con un mayor riesgo de depresión y ansiedad, mientras que un aumento de los niveles de anandamida en el cerebro mejora el estado de ánimo y reduce los síntomas de ansiedad y depresión.

Funciones de la anandamida

Se ha demostrado que puede ayudar a mejorar la memoria y la función cognitiva, lo que significa que puede ser útil para prevenir o tratar enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer.

DESTACADO:  ¿Por qué celebramos el 420? La verdadera historia detrás del "Día de la Marihuana"
Estructura de los receptores CB1 y CB2
Estructura de los receptores CB1 y CB2

También se ha encontrado que la anandamida tiene efectos beneficiosos en la función cardiovascular y metabólica, lo que significa que puede ser útil para prevenir o tratar enfermedades como la diabetes y la enfermedad cardíaca.

Aunque la anandamida se ha demostrado que tiene una serie de beneficios y aplicaciones potenciales, es importante tener en cuenta que todavía se necesita mucha investigación para comprender completamente sus efectos en el cuerpo y su potencial para el tratamiento de enfermedades.

Además, la anandamida también puede tener efectos secundarios no deseados si se toma en grandes cantidades, por lo que es importante consultar con un profesional de la salud antes de comenzar a tomar suplementos de anandamida.

Se ha demostrado que los efectos de la anandamida son intensos pero de corta duración influyendo de manera positiva sobre diferentes funciones del organismo.

1. Homeostásis

Contribuye a potencializar los efectos regenerativos del cuerpo y a mantener el equilibrio del sistema nervioso.

2. Analgésico

Al igual que la marihuana y todos los cannabinoides, tiene poderosos efectos para regular y disminuir el dolor.

3. Neuroprotector

Ayuda a regular los procesos de excitación del sistema nervioso, por lo cual genera efectos protectores frente a la excitotoxicidad.

4. Regulador del apetito

Se ha comprobado que la anandamida regula los ciclos de apetito y saciedad, modulando la sensación de hambre.

5. Antiemético

Esto quiere decir que contribuye a inhibir el vómito. En este caso, actúa en interacción con la serotonina.

6. Regulador del deseo sexual

Los estudios señalan que la anandamida en pequeñas cantidades estimula el deseo sexual, pero en altas cantidades, lo disminuye.

7. Incidente en la gestación

Se sabe que esta sustancia interviene para favorecer la implantación del embrión en el útero durante el embarazo.

9. Funciones cognitivas

La anandamida ayuda a formar nuevas conexiones neuronales, lo cual facilita los procesos de pensamiento, aprendizaje y memoria.

10. Anticancerígeno

Si bien aún se trata de un campo en desarrollo, todo parece indicar que la anandamida inhibe la proliferación de células cancerosas, especialmente en melanomas.

Recomendamos

Escribe un Comentario